Burkina The Lot

Creo que merece la pena que, de cuando en cuando, le dedique unas líneas al programa «Burkina The Lot«. Sí, el nombre tiene una explicación, aunque en verdad no tendría que hacer falta: Burkina The Lot es un sello de garantía personal, en el que me involucro yo personalmente, para señalar tabacos excepcionales, de calidad superior.

Y con eso, debería bastar. Podrían ser Burkina The Top o Burkina Thel Copón… Pero es Burkina The Lot, cigarros por los que yo pongo la mano en el fuego.

De momento, hay dos tabacos en el programa: Davidoff Winston Churchill The Late Hour Churchill y La Flor Dominicana Reserva Especial Gran Robusto.

Aquí tenéis una explicación algo más extensa.

BURKINA THE LOT

CIGARROS CON GARANTÍA

En cualquier caso, un Burkina The Lot no garantiza que a ti te vaya a gustar el tabaco. Igual los pruebas y no son de tu gusto y en eso no puede entrar nadie más que tú. Yo nunca me compraría un Mercedes, no es mi estilo, pero no pongo en duda su calidad.

Burkina The Lot garantiza una serie de características que definen sus tabacos como cigarros de calidad incuestionable:

1.- Consistencia de sabor: un Burkina The Lot de 2005 sabe exactamente igual que uno de 2020. Puede que pienses que esto es una tontería, porque estás acostumbrado a productos industriales cuyo sabor se consigue con química. Pero el tabaco no es como los chicles de fresa. Conseguir la deseada consistencia es muy caro, hay que tener el almacén bien lleno de pacas de tabaco y recalibrar las mezclas constantemente. El tabaco es un producto vivo y cambia de cosecha a cosecha. Nunca es igual, pero el sabor tiene que ser el mismo.

2.- Construcción fiable: un Burkina The Lot no falla. Quema bien, tira bien, está bien lleno de tabaco y, sobre todo, respeta los tiempos y procesos de producción… Está bien construido. Nunca te deja tirado, nunca te incordia mientras lo fumas. En el mundo del tabaco, son pocos los absolutos aceptables. Pocas veces se puede decir «nunca» o «siempre». No deja de ser un producto manual, muy manual, con mucha gente manipulando las hojas y el fallo cabe. Puede pasar, pero en un cigarro con Burkina The Lot es improbable.

3.- Honestidad y transparencia: el fallo cabe, la trola no. Un Burkina The Lot responde a la fórmula «Hacen lo que dicen y dicen lo que hacen«. Siento deciros, y de verdad que lo lamento, que hay por ahí más fraude de lo que me gustaría. Un fraude que es un poco tonto, la verdad, que buscar ofrecer una imagen que, en muchas ocasiones, ni siquiera es necesaria. Una vez me dijo un fabricante: «Eso se dice, pero no se hace. Es marketing«. Y yo le contesté: «No, marketing es otra cosa. Eso es mentira, que es distinto«. Si Davidoff te cuenta que el viso Condega del Late Hour se pasa seis meses fermentando a baja temperatura, con constantes vueltas, en barricas de single malt…

… es cierto. Punto.

Si Litto Gómez asegura que para hacer su Andalusian Bull necesita tener los tabacos y que, si no los tiene, independientemente de la demanda que haya, no lo fabrica…

… es cierto. Punto.

Quizá haya quien, viendo la creciente demanda por uno de sus cigarros, se decida a aumentar la fabricación, darle el formato, poner la anilla y meter en la caja tabacos que parecen el mismo, pero que no lo son, aprovechándose de la ingenuidad y de la confianza de sus consumidores. Esos nunca tendrán un Burkina The Lot.

Porque en Burkina The Lot va mi nombre.

GARANTÍA EXTENSIBLE

Dicho esto, parecería que Burkina The Lot es una garantía extensible a toda la marca. Y podéis estar seguros de que tanto Davidoff como La Flor Dominicana son marcas que responden a esos criterios de consistencia, fiabilidad y honestidad.

En cierto modo, es así y no sería justo que fuera de otra manera, pero Burkina The Lot es un sello de garantía otorgado a un cigarro con marca, serie y formato.

Y sólo a ese cigarro.

Tú puedes fumar un robusto del Late Hour o un La Flor Dominicana La Nox y puedes estar seguro de que son grandes cigarros, consistentes, fiables y honestos. Pero Burkina The Lot tiene que ser limitado y escogido.

Por eso, de momento, hay dos cigarros. Iré ampliando, poco a poco. Sin prisa. Los voy a ir escogiendo entre tabacos que lleguen al mercado español para quedarse, ni ediciones limitadas ni novedades ni cigarros efímeros…

Y, sobre todo, tened claro que el sello «Burkina The Lot» NO ESTÁ A LA VENTA. Los cigarros los escojo yo. Podría venir alguien con toda la pasta del mundo a decirme que su cigarro…

La respuesta es no. Porque Burkina The Lot son salvoconductos… firmados por el General De Gaulle y no pueden ser rescindidos, ni siquiera cuestionados.

Eso es el LOT: Letters Of Transit.

Echa un vistazo:

BURKINA THE LOT: DAVIDOFF WINSTON CHURCHILL THE LATE HOUR

BURKINA THE LOT: LA FLOR DOMINICANA RESERVA ESPECIAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *