Camacho Diploma Black

No sé si os voy a sorprender o no, pero no es la primera vez que en Burkina The Revist se habla de Camacho Diploma. Fue del 11/18.

CHRISTIAN EIROA CAMACHO DIPLOMA 11/18

Quiero decir con esto, que el cigarro es nuevo es España, pero no es nuevo. Y no es nuevo tampoco para Davidoff, que es quien lo fabrica ahora, aunque La Maison ha realizado una serie de cambios esenciales en el cigarro, y no hablo sólo de la imagen, sino también al perfil de la fumada.

Este era el Camacho Diploma que fabricaba Eiroa en Honduras antes de que Davidoff comprara la compañía.

El que acaba de llegar a los estancos españoles, es este otro:

CAMACHO BY DAVIDOFF

No tiene nada que ver. No lo estoy poniendo en términos comparativos, ni por su calidad ni por su gusto ni por su nivel de fortaleza. Personalmente, me gusta mucho más la imagen nueva de Camacho, porque la veo más actual, más moderna y tiene ese punto del mundillo del boxeo que me mola. Pero, por supuesto, cómo vista uno al cigarro tendrá su efecto a la hora de llamar la atención del cliente dentro de la cava, pero no influye para nada en la calidad final del producto ni en su sabor.

Y en el caso del Camacho Diploma Black, el de Davidoff, la última edición de Camacho Diploma lanzada al mercado, hay que reconocer que la presentación es espectacular:

Yo aún no lo he fumado, no tardaré (soy brand ambassador de Davidoff, como sabéis, y me estoy haciendo el curso de Davidoff Academy sobre Camacho), pero me come la curiosidad porque, sin duda, es un cigarro audaz: el Camacho Diploma está hecho con pisos foliares altos (los fuertes, los gruesos, los aceitosos, los que peor queman, pero dan más fortaleza). La ligada del cigarro es un 90% de semilla Corojo Original, sembrada en Jamastrán (Honduras), piso foliar ¡ligero!

«Bold from ground up», dice su lema. Y tanto.

DOMADORES DE TABACOS

No es extraño, desde luego, conociendo los procesos de Davidoff. No es la primera vez, ni será la última, que a los señores Hendrik Kelner y Eladio Díaz los llamo «auténticos domadores de tabacos». Si hay alguien en el mundo capaz de hacer un cigarro con un 90% de ligero, que queme bien y que no resulte la guindilla «picanta», desequilibrada y agresiva, son los maestros tabaqueros de Davidoff.

De hecho, hace bien que se lanzó en España el Exclusive Madrid, que es un tabacazo del que ya no puede quedar mucho (date prisa, que de esto, cuando se acabe, ya no habrá más)…

… y en la presentación aseguré que de las tres hojas de la tripa de esta liga, dos eran ligero. No estamos acostumbrados a que nos digan estas cosas, porque nos han enseñado que el tabaco en la tripa tiene tres hojas, una de seco, una de volado y una de ligero y que así se equilibra la fortaleza con los aromas y la combustión.

Pero en el tabaco nada está escrito en el mármol. Las combinaciones son infinitas y siempre, siempre, siempre, llega alguien, quien menos te lo esperas, y te pone en tu sitio: es posible fabricar un tabaco con un 90% de ligero y que no sea un cartucho de dinamita.

Lo es y, la clave es el tiempo. Y, por supuesto, una manera de fermentar los tabacos que es costosa en mano de obra. Y en tiempo. El tiempo es lo que tiene valor en un tabaco.

DAVIDOFF EXCLUSIVE MADRID Y BARCELONA

CAMACHO SUPER PREMIUM

Llega a España, así, Camacho Diploma Black, un cigarro que sólo se fabrica cuando hay tabaco suficiente para mantener una ligada muy especial, elaborada al 90% con tabaco se semilla Corojo Original, sembrada en el valle de Jamastrán, en Honduras, procedente de la parte alta de las plantas.

Sin duda, va a ser un tabaco fuerte, no indicado para no fumadores o no iniciados, pero gracias a ese largo proceso de fermentación, no es un tabaco agresivo, ni excesivamente potente, ni desesquilibrado en su relación pegada/sabor.

Es un formato robusto clásico (5×50), 127 mm x 50 de calibre, con una ligada es Corojo Original de Jamastrán, Honduras, capa madura de la misma semilla y procedencia, con un perfil de sabor es fuerte y que viene en cajas individuales. Se 1.800 estuches para todo el mundo, que son 32.400 cigarros en total.

El precio en estanco, a 3 de junio de 2020, es 18’00 euros. Evidentemente. Después, te puede gustar o no, eso depende de ti, un cigarro con este terminado, esos tiempos de añejamiento y fermentación, la selección del tabaco (es decir, el descarte) y con esa presentación… Barato.

Me falta añadir, que no lo he dicho, que el cigarro pasa un año entero en el aging room. No es lo normal. El concepto del escaparate o sala de añejamiento está un poco distorsionado por el marketing. Lo normal, para un cigarro corriente, son 21 días de aging. No más. Y de ahí, para arriba, todo es coste.

Y este Camacho es super premium. No lo dudes. Pero, ojo, es fuerte. Es un tabaco para experimentados

2 comentarios de “Camacho Diploma Black

  1. Luis dice:

    Me encantan tu página y tu estilo y compartimos pasión y criterio. Eres, de verdad, un maestro de esto.
    Ahora bien, ¿cómo vas a compaginar ese estilo y esa naturalidad -que destila sinceridad- a la hora de juzgar aquellas cosas que producen o te regalan tus amigos siendo, a la vez, y eso son ya palabras mayores, brand ambassador de una marca de primera fila?

    • JAVIER BLANCO URGOITI dice:

      Muchas gracias, Luis. En mi caso es fácil: hablo de lo que me gusta. De lo que no me gusta, no hablo. También publico novedades, que no he probado. Y si no las he probado, lo recalco. Siempre digo: yo no lo he probado… Y os remito a la información que da la casa. Trato de ser sincero y honesto en cuanto digo, no en lo que callo, y te agradezco que me digas que se nota. Y en esa línea, ya te digo que a mis amigos, por costumbre, desde pequeño, me gusta tratarlos bien. Lo de ser brand ambassador de una marca como Davidoff no interfiere en nada con Burkina, porque soy externo y así lo he pactado con ellos. Soy brand ambassador cuando presento un evento con ellos. Fuera, sigo siendo yo. Aquí, antes de ser brand ambassador de Davidoff, siempre se ha hablado bien de esa marca, porque lo merece, porque es una gran marca y porque hacen una propuesta honesta con sus tabacos, con un proceso limpio y muy cuidado, hasta un punto que no es posible casi hacer llegar al consumidor. Davidoff es artesanía fina y no me causa ningún problema moral ni ético decirlo siempre, te gusten más o menos sus cigarros, en eso no me meto, sea o no sea brand ambassador de la marca. Otra cosa sería, que quizá pase en un futuro, no lo sé, que yo trabajara directamente para una casa comercial. Sería otro juego de lealtades distinto, igual de legítimo y transparente. Pero, hoy por hoy, mientras Davidoff quiera, la cosa va a seguir así. Espero haberte contestado. Perdona que haya tardado unos días. Es que ando como puta por rastrojo últimamente. Un abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *