Cigarro del mes: julio 21 - Burkina the revist Cigarro recomendado

Cigarro del mes: julio 21

Este mes voy en fecha para anunciar el cigarro del mes de julio 2021. En los meses anteriores, por unas cosas y por otras, he hecho el anuncio bastante más tarde de lo que me he propuesto. Burkina es un sindiós. Pero este mes, como estoy a dos días de la desconexión, me veo obligado a posponer tareas urgentes, algunas novedades pendientes, alguna entrega de esas que no pueden esperar más, para dedicarle un rato (que siempre es más largo de lo preciso) a esta obligación mensual que me puse hace ya casi tres años: declarar el mejor cigarro, el mejor rato, en realidad, del mes anterior.

La lista ya empieza a ser larga. La tienes entera aquí:

CIGARRO DEL MES EN BURKINA THE REVIST

Por si quieres echar un vistazo. Estos son los de 2021: Ep Carrillo Capa Sol, Darío Lotes Reservados La Elegancia, H.Upmann Magnum 46, Davidoff Aniversario Entreacto 702 Series, Rocky Patel Vintage 1999 Junior y New World Cameroon Oscuro Petit Corona.

Y, como siempre digo, no es sólo la calidad del cigarro. Eso es indiscutible. Ni su sabor, que es muy personal (puede pasar que a ti no te guste). Es el rato que me han regalado. Eso, lo que está fuera del alcance de los master blender. Cigarros que me han hecho el momento grande.

¿Quiere decir eso que si, por ejemplo, en enero, para ese aperitivo después de palearte toda la nieve de casa de tus suegros, en lugar de haber fumado el New World hubieras elegido otra cosa, el cigarro del mes sería diferente?

Pues quizá sí. Aunque, tal vez, no. Los fumadores de puros con cierta experiencia ya debemos haber comprobado en nuestras carnes que el mejor cigarro el mundo, el más aclamado, el más premiado, el más prestigioso (y caro), fumado en la circunstancia equivocada, puede resultar una pifia digna de los anales.

Anal, que es lo relativo al ano.

En cambio, el más humilde tabaco puede hacer de una circunstancia un momento grandioso e inolvidable.

De ahí la dificultad, y el tiempo, de elegir un tabaco para fumar. Dura decisión siempre, porque elegir es descartar. Mi consejo es que os dejéis llevar. Dejad que sea el tabaco el que decida.

JULIO EN GALICIA

El día 1 de julio me marché a Galicia, al pueblo de mi padre, en Rías Baixas, donde viven mis queridos progenitores desde que, en 2005, mi padre se jubilara. Jubilado, sí, pero no descontinuado (que decía Eumelio Espino), porque el hombre sigue ahí, a sus 84 años, ocupado todos los días, y desde bien pronto por la mañana, delante del ordenador. Las obras de mi casa, y el hecho de que la pandemia me haya impedido verlos desde diciembre de 2019, me hicieron tomar la decisión de pasar todo el mes de julio allí.

Pero no de vacaciones. Currando.

Lo que he podido, claro, porque no ha sido fácil. No os voy a contar mis tribulaciones, pero creedme que no he tenido un minuto, ni siquiera para escaparme a comer con mis amigos estanqueros… He estado sólo con dos de ellos. No me ha sido posible hacer más.

Y tampoco me voy a quejar… Pero la otra ha sido el tiempo.

No me entendáis mal. Sé que en Madrid se han cocido como garbanzos con callos y hasta he visto en la tele que en Murcia, en algún momento, se les ha ido la temperatura del pilón por un palmo. Yo he dormido con manta. Encantado. Y la playa no es para mí, ni me gusta ni la disfruto más allá de las tablas donde uno se puede sentar como las personas: a la sombra y con una cerveza. Pero, claro, el paseo mañanero del perro en Galicia es por la playa con tabaco, salvo que caigan chuzos de punta. Con esto quiero decir que muchas mañana, muchas, el tabaco me lo he envainado.

Porque para sufrir no es.

LOS QUE VAN CON EL TABACO DEL MES

Como digo, no me quejo. Al contrario. Estoy encantado de haber pasado allí un mes, en mi apartamento independiente, pero yendo a comer a casa de la mamma casi todos los días.

Voy a hablar con el alcalde a ver si le dedica una calle a la fabes con almejas de mi madre. Joder, qué buenas.

Y estos… Esto me pierde a mí. Cuando los tengo delante, no conozco. Apártate de mi camino, si sabes lo que te conviene.

Por supuesto, en Madrid son más ricos… Y esto otro, también. Quedaos, quedaos en Madrid.

Pero, de todo (estas tres ricas viandas da terra las comí fuera de casa), lo mejor ha sido volver al golf, año y medio después, con mi madre. Un deporte civilizado, compatible con fumar puros mientras lo practicas.

Yo soy muy malo. Pero muy malo. Y me importa tres cojones. Yo voy ahí, con mi puro, tan guay. Mirad a mi madre qué swing. La manda a Cancún. Este tabaco no se vende en España desde hace unos años. Es una lástima. Quizá llegó demasiado pronto. De verdad que creo que Flor de Selva, y su creadora, la magnífica y elegantísima Maya Selva, tendrían ahora una buena oportunidad en el mercado.

Todo lo que hace Maya me gusta, porque es una mujer que tiene mucho, mucho estilo, elegante y discreto. Y ese Siesta (un 108 x 40) es suave, sutil, amaderado y dulce, con notas herbales y melosas y un puntito de pimienta blanca… Es una fumada corta, pero plena.

Me trae buenos recuerdos, además, de cuando estuve allá, en Danlí, con ella, viendo su fábrica. Sobre todo de ese viaje en coche entre Danlí y Tegucigalpa…. Flor de Selva Siesta no puede ser cigarro del mes en Burkina The Revist porque no se vende en España. Pero, por la circunstancia, un partido de golf con mi madre año y medio después, y por el tabaco, bien podría haberlo sido.

Por supuesto, le pegué un paneo a mi madre…

CAPA 20 DE VEGAFINA

Otro que podría ser cigarro del mes, pero que no va a serlo porque es una limitada, es el nuevo VegaFina Fortaleza 2 Capa 20, porque ha cumplido con una de las principales misiones del tabaco: culmen de un largo trayecto… Precisamente, acabo de ver a Manu Iturregi, en la Plaza del Obradoiro de Santiago de Compostela, haciendo eso mismo: culminar el camino con un tabaco. ¡Bravo Manu! ¡Aurrera!

El nuevo Capa 20 de VegaFina culminó la historia de un esperado encuentro. Guardando las distancias, parecido a uno muy famoso de Rulfo y Onetti en Las Palmas. Me voy a alargar de cojones, pero os la voy a contar porque me encanta la historia. Bueno, os la resumo.

Antes de los móviles, y del apestoso wachap, que lo único que fomentan es la soledad acompañada, pero soledad al fin y al cabo, que preconizaba Michel Houellebecq en «La posibilidad de una isla», Juan Rulfo y Juan Carlos Onetti mantenían una correspondencia permanente. El escritor mexicano y el uruguayo, autores de «Pedro Páramo» y de «Juntacadáveres», se habían dicho tanto por escrito, desde sus territorios imaginarios de Comala y Santa María, que cuando por fin se juntaron, cuando por fin se vieron la cara, se fumaron un cigarrillo juntos y se despidieron sin siquiera hablar.

El tabaco, aunque sea en forma de cigarrillo, siempre ha sido un eficaz carburante para momentos cenitales.

Quizá habría que añadir que, como dignos sucesores de William Faulkner, probablemente irían pedo los dos. No está documentado, pero se puede sospechar. Dice que a Rulfo el mezcal le acartonó la cara.

Chin chin. Dos grandes.

Este mes de julio, en Galicia, ha sucedido, por fin, un deseado encuentro… Ni parecido al de Onetti y Rulfo, claro, salvo por lo deseado. Nosotros sí charlamos, largo y tendido, tal vez porque no íbamos pedo desde por la mañanita, pero lo cierto es que ha sido la culminación de muchos, muchos veranos intentando coincidir en Galicia con Fran González Nieto, estanquero de las Rozas (Calle San Francisco, 1).

Tenía yo unos recién lanzados VegaFina Fortaleza 2 Capa 20…

VEGAFINA CAPA 20

Para carburarlo bien. Comimos estupendamente en un terraza, al lado del puerto, con vistas a la entrada de la ría y cuando llegó el momento… Por supuesto, nos dijeron que está prohibido fumar.

Que no es verdad. NO ESTÁ PROHIBIDO FUMAR EN LAS TERRAZAS. Ni en Galicia, ni en Almería… Y no está prohibido porque no lo pueden prohibir, al menos no como se ha hecho. Tiene que hacerse una reforma legal de una ley ordinaria con su trámite parlamentario completo. Era una medida extraordinaria, un atajo legislativo, basada en la situación extraordinaria provocada por la pandemia y fundamentada en el estado de alarma. Pero eso ya se acabó y, por tanto, esa medida no está en vigor.

Aparte de que se aprobó gracias a una serie de falsedades… De mentiras… Lanzadas a los medios por el lobby farmacéutico de los vende-parches y sus mariachis médico-mediáticos.

El tabaco NO favorece el contagio de COVID. No es verdad, no se ha hecho ningún estudio, no hay ciencia detrás de esa afirmación, no hay demostración empírica, ni estadística, ni epidemiológica que permita siquiera sospechar que cuando yo fumo me convierto en un agente contagiador de nada. Ni del COVID ni la gripe ni las hemorroides ni nada de nada.

¿Qué sucede entonces? ¿Por qué sigue prohibido? Porque nadie se lo ha dicho al hostelero. ¡Tanto que corrieron para anunciar la prohibición! Yo se lo he dicho a todos. Y sigo. No me creen, claro, y no me voy a pelear con nadie. ¿No me dejas fumar? Se lo digo, entiendo sus motivos, pero me voy.

Porque mi ocio, a mi gusto, como yo lo quiero, es fumando un tabaco con mi amigo. Y mientras fumo, durante esa hora, me tomo otro café, una copa, otro café y hasta otra copa más… Mientras tanto, el no fumador ya ha pagado y se ha ido. Díselo al hostelero porque esto no se va a perder. Se lo van a perder ellos. Y no están las cosas como para renunciar a facturar.

Fran y yo nos fuimos a un murete, con vistas al puerto, y allí nos fumamos el Capa 20. Un tabaco que tiene una capa añejada durante 20 años. ¡Veinte años! y que está muy bueno.

Sobre el VegaFina Capa 20, y muchas más cosas, mantuvimos un divertido directo en Instagram Isis Lawrence y yo.

VegaFina Fortaleza 2 Capa 20 es la última limitada de la marca líder en España del mercado del tabaco premium. Es un Fortaleza 2, pero refinado, de sabor menos astringente, más cremoso y profundo. Aún deben quedar en los estancos algunos, por si lo quieres probar.

CIGARRO DEL MES DE JULIO: DAVIDOFF NICARAGUA DIADEMA

La cosa va de rencuentros. Y cualquiera de estos tres tabacos, con sus respectivos reencuentros, podría haber sido cigarro del mes en Burkina The Revist. Sin embargo, de los tres, el único que está disponible a la venta en portfolio regular de una marca es Davidoff Nicaragua Diademas. Esta belleza:

Es un tabaco muy especial que yo tengo en la mente asociado a un amigo, un gran fumador, Luis Gómez (y sus chistes). La cosa es que Davidoff lo lanzó en España y, al poco, no sé muy bien la razón, lo retiró del mercado. Sus razones habría, no lo quiero juzgar, aunque personalmente a mí me extrañó, porque lo encuentro un tabaco que se defiende pero que muy bien en primera división. Por calidad, sabor, evolución y precio. Estuvimos dando guerra, el primero Luis, para que regresará y, finalmente, volvió y espero que ahora sí esté triunfando como merece.

Es una maravilla, de fortaleza media-alta, evolutivo, con tres tercios muy bien marcados (casi lleva la línea de puntos pintada en el cañón) y su precio no es ninguna locura: 16’80 euros. Como digo, es primera división. Un tabaco de sobremesa larga, de café y copa, de esas que se va a perder la hostelería porque, las que sobrevivan, se van a producir en clubs privados y locales clandestinos.

Así lo hicimos nosotros. Me fui para La Coruña, a la Cava Viñales, con mi hermano Ariel Álvarez… La del medio es su hija Yeli. Ariel, te haces mayor, chico.

Hice de brand ambassador de Davidoff por la mañana, atendiendo a los clientes de Ariel en la cava. Después nos fuimos a comer pulpo, muy rico, y con un remate inesperado y delicioso: ¡filloas!

Y, después, en vez de tomar el café y el whisky en el restaurante, nos volvimos al Club Viñales, el club de fumadores de Ariel, que es un sitio perfecto para fumar… ¡Perfecto! Y allí, aunque nadie estaba obligado a fumar Davidoff, yo ya no estaba en representación de la marca, sino como un amigo más de Ariel y punto (sólo fui brand ambassador por la mañana), me pidieron que recomendara un Davidoff y como la diadema de Nicaragua anda un poco escasa, últimamente, pues me pareció una buena oportunidad, sobre todo porque nadie tenía prisa, para darle candela.

Y que el tabaco, y el whisky Nomad, nos endulzaran la tarde. Estos son Carlos y Jacobo, pero, siempre con respeto al límite de aforo impuesto por el COVID, estuvimos unos cuantos más: Luis, Pablo, Jorge…

Si tienes que ir por La Coruña, no dejes de visitar la Cava Viñales (C/ Capitán Juan Varela, 6). Cava recomendada en Burkina The Revist. Y ya no es por Ariel, y por Belén, que son encantadores, ni por el club de fumadores… Ya sólo el olor que se siente dentro de la cava merece la pena. ¡Qué aroma tienes tú ahí, mi hermano!

Muchas gracias a todos, especialmente a Ariel, que es un generoso anfitrión. Lo tengo como el mejor rato de mi estancia en Galicia, relacionado con el tabaco, claro. No quiero que nadie saque la conclusión de que no he disfrutado de mi mes en la ría de Arosa. En absoluto. Ha sido un mes maravilloso.

Y, sobre todo, he vuelto a ver a mi padre, Luis Blanco Vila, después de año y medio.

Por todo esto, tan largo, que os he explicado, el cigarro del mes de julio 2021 en Burkina The Revist no puede ser otro que Davidoff Nicaragua Diademas (165 mm x 50, doble figurado), un tabaco de fortaleza medio-alta, amaderado y terroso, con un fondo meloso muy rico, que va ganando poco a poco intensidad para presentar sabores cafeteros, achocolatados y especiados, casi cuero al final. Su precio, repito, son 16’80 euros en estanco (pvp a 7 de agosto de 2021, pero podría variar).

Mañana voy a hacer un especial Ñus (por escrito), porque tengo tres noticias y es el último día que publico entradas en el blog hasta el 23 ó el 24 de agosto. Y es que esta semana, ¡hay novedades! Y se me han ido acumulando… Es lo que hay.

10 comentarios de “Cigarro del mes: julio 21

  1. Luis Gómez dice:

    Muchas gracias Javi por mencionarme, sabes que soy un acérrimo defensor de este magnífico tabaco de Davidoff. No sólo es excelente en su construcción y liga, sino que además es una belleza. No me extraña que sea cigarro del mes.
    Un abrazo

  2. I. Rubio dice:

    Joder Javier, da gusto leerte. Es imposible no leer tus entradas hasta el final, por un momento me he recordado en Galicia la última vez que fui, con un Siglo VI en mano en La Toja (cuando aún llegaban los habanos a España). Disfruta del merecido descanso (¿que vamos a hacer estos días sin tu información? Jeje. Un abrazo.

  3. Luis dice:

    Una lección magistral y un rato estupendo donde Ariel. Y la diadema que nos fumamos algunos, en efecto, imponente. Descansa. Un abrazo.

  4. Pablo dice:

    Un placer compartir una jornada sosegada en Cava Viñales contigo, Ariel y cia. En mi caso con un Davidoff Late Hour, un cigarro que me emociona. Deseando volver a verte por aquí.
    Un abrazo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *