Cinco habanos que fumo

Llevaba un tiempo pensando en presentaros una breve lista de habanos. Nada de novedades ni de no novedades. Habanos del portfolio regular que yo, habitualmente, fumo. Me han salido cinco imprescindibles, ¡descartando mucho!, cinco tabacos que creo que todo fumador debería, al menos, probar. La idea me vino a la cabeza hace unos meses, durante uno de los directos de Instagram. No recuerdo qué estaba fumando, pero sí que alguien dijo en un comentario: «Javier, nunca fumas habanos«.

Y sentí que alguien pensara eso, porque no es verdad. Habanos fue mi primera casa en el tabaco. Es mi cuna. Ahí empecé.

Y claro que fumo habanos, dentro de lo que me puedo permitir con mi limitado presupuesto: lo que saco tocando la guitarra en el metro de Nuevos Ministerios da para lo que da… Pero habanos fue mi puerta de entrada al mundo del tabaco. Antes que ningún otro origen, tuve la suerte de visitar Cuba… La primera fábrica de tabacos que vi fue El Laguito. Nos la enseñó su directora de entonces, Emilia Tamayo, y después, estuve en Partagás, con Hilda Baró.

Hilda es ahora la directora de La Alianza, la fábrica de Ernesto Pérez Carrillo en Santiago de los Caballeros, República Dominicana. Tuve el honor y la suerte de reencontrarme con ella el año pasado. ¡17 años después! Me dijo que se acordaba de mí (y yo quedé agradecido por su cortesía), pero sí me preguntó por muchos de mis mejores amigos… Mis primeros maestros en esto del tabaco: Rafael Bernardo, Jesús Llano, Eduardo Mencía, Ángel García Muñoz

Ellos me introdujeron en el mundo de… Los Habanos. Y, como digo, Cuba es mi primera casa tabaquera.

AMUNDSEN DEL SABOR

Pero ahora fumo de todo. ¡De todo! Me gusta pensar que soy como un Amundsen del sabor: exploro, viajo, pruebo, aprendo, amplío mis horizontes, trazo las líneas de mi propio mapa aromático allí donde antes sólo hay oscuridad… Es un viaje interior. No pretendo descubrir nada a nadie, ni clavar mi bandera en ningún polo inexplorado. Mi mayor empeño es no dar un escalón por superado y mi premio, encontrarme con que hay cosas que sé, pero que no sabía que sabía.

Eso me da mucho gusto.

Y, después, volver a casa.

Hay que volver a casa. Amundsen no se pasó toda la vida tiritando como un gili en el Polo Sur. De vez en cuando, Amundsen volvía a casa, aunque fuera para preparar su siguiente tourné; a pensar en cómo abrir el Paso del Noroeste; a buscarse un pagano que costeara su vuelo por el Polo Norte o a mangarle el Fram a Nielsen

Hay que volver a casa.

La frase creo que no es del todo mía. Surgió el mes pasado durante la charla que mantuve en directo con Ernesto Pérez Carrillo, en Instagram. Era algo que no sabía que sabía.

Estuvo muy bien Ernesto. Fue una gran lección sobre tabaco. Te lo recomiendo. Es un gran maestro.

Hay que volver a casa. Así que en mi humidor siempre, o casi siempre, tengo estos cinco habanos.

1.- PUNCH 48 LA CASA DEL HABANO

No voy a intentar sorprenderos, pero en estas cosas soy muy voluble. Punch 48 LCDH se convirtió, desde el primero que me fumé con mi Fran González Nieto, estanquero de Las Rozas, en uno de mis habanos.

Punch 48 La Casa del Habano.
Vitola de galera: Hermoso nº3 (140 mm x 48).
Fortaleza: media.
Tiempo de fumada (lenta): entre 40 y 50 minutos.
Precio: 12’00 euros (pvp en estanco a 25 de julio de 2020, pero podría variar).

Sin duda que el tema de las fortalezas es bastante subjetivo, depende mucho de la apreciación personal, de las costumbres de uno, del momento de la fumada… Pero lo único fuerte que me he encontrado yo en un Punch, además del nombre, fue el Punch Regios Edición Limitada 2017.

Los demás, en mi opinión, una fumada amable, levemente picante, dulce y amaderado. Un habano para todos los gustos, para todos los paladares, incluidos los de los no iniciados, para fumar a media mañana o a media tarde con un café o un té.

Fue cigarro del mes en Burkina The Revist en noviembre de 2018 y, desde entonces, vuelvo a él frecuentemente.

PUNCH 48 LCDH – CIGARRO DEL MES EN BURKINA

Obtuvo un meritorio puesto 16, con diez votos, en el Pepinazo 2019, premio al mejor cigarro del año en Burkina The Revist.

EL PEPINAZO 2019: DIEZ VOTOS

2.- BOLÍVAR BELICOSOS FINOS

Un habano que nunca deja de sorprenderme y, en cierto modo, es casi lo peor que se puede decir de él. La pasada navidad vino a Madrid un famoso tabaquero dominicano y se compró una caja de Belicosos Finos de Bolívar. No es nada extraño. De hecho, casi todos los tabaqueros que yo conozco fuman de todo, y muy bien que hacen. Pero resulta gratificante que los gustos de uno coincidan con los de alguien a quien verdaderamente admiras por su buen hocico.

Bolívar Belicoso Fino.
Vitola de galera: Campana (140 mm x 52) Figurado.
Fortaleza: media-alta.
Tiempo de fumada (lenta): Una hora.
Precio: 11’70 euros (pvp en estanco a 25 de julio de 2020, pero podría variar).

Estoy dispuesto hasta a aceptar que su fortaleza puede llegar a ser alta, si le das un corte pequeño. De todas formas, es un habano que va de menos a más, desarrollando complejidad desde el picantito inicial y los dulces y los terrosos, a sabores más untuosos, amargos, cafeteros y largos. Un gran cigarro de sobremesa que aguanta cualquier buen destilado. Un ron es lo suyo, pero lo dejo a tu buen criterio.

No se llamaba así el premio, pero fue EL PEPINAZO 2017 en Burkina The Revist cuando aún lo llamaba «El cigarro indultado».

EL PEPINAZO 2017 – CIGARRO INDULTADO – BOLIVAR BELICOSOS FINOS

3.- H.UPMANN MAGNUM 46

Recuerdo perfectamente la primera vez que fumé un Magnum 46, de una caja con tapa corredera que, entonces (tampoco hace tanto de esto) Habanos comercializaba sin anilla. Yo era un pipiolo (más que ahora) y acepté de buen grado el cigarro de manos de Jesús Llano, el estanquero de Cardenal Cisneros. Ni conocía H.Upmann ni había oído hablar del Magnum 46, pero me sonó a la pistola de Harry El Sucio.

Entonces pensé que Habanos tenía un cigarro, una marca (en realidad), hecha pensando en mí.

H.Upmann Magnum 46
Vitola de galera: Corona gorda (143 mm x 46).
Fortaleza: media.
Tiempo de fumada (lenta): 45 minutos.
Precio: 12’20 euros (pvp en estanco a 25 de julio de 2020, pero podría variar).

Quizá no estamos ante el habano más complejo ni más difícil de entender, yo creo que no. Pero es una fumada muy cubana, con sus maderas, sus puntas terrosas, dulce, cremoso, notas de pastelería, vainilla… Es un cigarro para todos los públicos, con un formato ideal (corona gorda) para fumar en una terraza de verano, por la noche, con un buen cóctel.

Fue número 9 en El Pepinazo 2018, premio al mejor cigarro del año en Burkina The Revist.

EL PEPINAZO 2018 – PUESTO NUEVE

Y el tabaco que eligió Manu Iturregui, del Café Residense de Bilbao, para el cóctel que presentó en la final del concurso de Pasión Habanos en 2017.

4.- RAFAEL GONZÁLEZ MÁRQUEZ PERLA

En verdad, querría decir Rafael González Márquez Lonsdale (VG Cervantes, 165 mm x 42), pero mentiría como un bellaco si dijera que tengo ese añorado cervantes en casa. No tengo ninguno ni sé si volveré a tenerlo, porque ya no hay. Hace unos meses, me encontré en un estanco de por ahí (no voy a decir dónde) una caja. Me quedé mirándola abobado, un poco a mi estilo, y después de pensarlo, pero no el tiempo suficiente como para tomar una buena decisión, compré algunos.

¡Error!

Espero volver pronto por allí y llevarme la caja entera, que es lo que tenía que haber hecho.

Mientras tanto, me voy conformando con la perla, que es un caramelín muy rico que me acompaña, a menudo, bien a la hora del aperitivo o bien mientras cocino. Yo no soy el típico hombre «cocinillas». Yo guiso de batalla, para dar de comer a mi prole. Así que no es infrecuente que me ponga un vaso de vino tinto y le dé candela a una perla de RGM.

Rafael González Márquez Perla
Vitola de galera: perla (102 mm x 40).
Fortaleza: suave.
Tiempo de fumada (lenta): no llega a media hora.
Precio: 2’80 euros (pvp en estanco a 25 de julio de 2020, pero podría variar).

Suave, dulce, ligeramente terroso y amaderado y ya. Es un entretenimiento de lo más rico. A ratos, sospecho que no es tripa larga, sino media, como la Panetela Extra, pero, la verdad, me importa muy poco: con lo que da, por 2’80 euros, puede ser cantante de folk o lo que quiera. Es un pequeño placer muy recomendable.

5.- RAMÓN ALLONES SPECIALLY SELECTED

Por supuesto. El RASS. Este no falta. Esta misma mañana, cuando he ido a mi humidor a elegir el tabaco para el paseo matutino con el perro, ese difícil momento de la elección que es un rito en el que nunca invierto menos de cinco minutos, y he visto que tenía no uno, sino ¡DOS! Genial, porque hoy he quedado con un amigo a tomar un vermut y ya sé lo que vamos a fumar.

Ramón Allones, quizá por no ser tan conocida para el gran público, es en mi opinión una de las mejores marcas de habanos. Y de las más consistentes. Es una fumada fuertecita, sin descontrol, de media a fuerte, con un aroma intenso a heno, a galera de torcido. Huele a culito de vaca. Y es, como los quesos buenos, que cuanto más huelen, mejor saben.

Ramón Allones Specially Selected.
Vitola de galera: robusto (124 mm x 50).
Fortaleza: media-fuerte.
Tiempo de fumada (lenta): una hora.
Precio: 12’20 euros (pvp en estanco a 25 de julio de 2020, pero podría variar).

Ramón Allones es un robustazo, un regreso a Cuba. Hoy por hoy, creo que es uno de los habanos con más intenso sabor a habano. Quiero relativizar la expresión, porque en el mundo del tabaco no me gustan los absolutos. Supongo que muchos de vosotros lo conocéis y estáis de acuerdo. Y los que no lo hayáis probado… Buscadlo y me decís.

Tengo más buenos habanos en la memoria, pero en algún momento hay que poner fin a la entrada. He dicho cinco, pero podría haber puesto diez. Me he dejado en el tintero Romeo y Julieta, una de mis marcas, por no saber por cuál decidirme; el Partagás 898, mi tabaco de momentos solemnes; el Sir Winston, el Siglo IV…

Pero, como decía Zino Davidoff, elegir es descartar. Aunque ahora tú, en los comentarios, puedes hablarme de tus habanos y los comentamos juntos. Así ampliamos la lista.

8 comentarios de “Cinco habanos que fumo

  1. Joaquín Del Pozo dice:

    Fantástica lista de tabacos. Me gustaría incluir uno muy poco conocido por el público y siempre que lo recomiendo regresan a por MÁS. JUAN LÓPEZ SELECCIÓN N°1. SOBERBIO.

  2. Gonzalo Fernández dice:

    Grandes ratos me dió aquel Magnum 46 sin anilla y el siguiente de anilla muy similar a la antigua de montecristo. Y el RASS mi cremita favorita de los robustos habaneros.

  3. Fuica dice:

    Javier eres independiente y se nota. Has escrito un articulo de Habanos sin meter a ninguna de las 3 grandes: Cohiba, Montecristo y Romeo y Julieta. En mi opinion, el Montecristo nº 4 no puede faltar. ¿Por que no escribes algo sobre Cuaba y la historia de los doble figurados (perfectos)?

    • JAVIER BLANCO URGOITI dice:

      Muchas gracias. Eso intento, ser independiente, aunque a la gente, en general, le gusta buscarle tres pies al gato. En Habanos hay mucha vida más allá de Cohiba y de Partagás y se puede fumar bien por un precio más que razonable. Cuaba no lo practico mucho, la verdad, pero déjame que le dé una vuelta y sí, por qué no, podría contar alguna cosa interesante. Un abrazo

  4. Luis Mi Ortega dice:

    Por favor, es cuasi la LISTA sólo te cambiaría la perla por la panetela….y metía el Hoyo de Monterrey Epicure n2 y quizás y si tira bien Veguero n1……..me dejó ediciones y regionales…..pero encantado con tu lista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *