Davidoff Millennium por clamor popular

Vais a tener que estar atentos al transistor este mes de noviembre, porque llegan… vuelven, mejor dicho, y lo hacen por clamor popular… dos cositas de Davidoff que han sido insistentemente reclamadas por los fumadores. Una de ellas es la línea Millennium. La otra me la reservo para más adelante, pero ya os la contaré.

Por cierto, hoy, a partir de las 12 h y hasta las 15 h, que después me regreso a mi casa a comer, estaré en la Cava de Magallanes (calle de Magallanes 16, Madrid), vestido de torero, cumpliendo con mi cometido de brand ambassador de Davidoff. Si te quieres acercar, quizá pueda resolverte alguna duda sobre los cigarros de La Maison (siempre que no me lo pongas demasiado difícil).

Soy COVID FREE y voy pertrechado para la ocasión, así que en ese aspecto, dentro de lo que cabe, puedes venir tranquilo.

LA LINEA MILLENNIUM

Pues eso: que ha sido por clamor popular. Sois muchos los que habéis reclamado la vuelta de la línea Millennium de Davidoff a las cavas y no estoy del todo seguro de que hoy ya vayan a estar a la venta, pero sí que ya empiezan a llegar a los estancos y es casi seguro que la semana que viene los tengáis a vuestra disposición en dos formatos:

Davidoff Millennium Robusto (132 mm x 50)…

Y Davidoff Millennium Short Robusto (102 mm x 52).

La ligada es la clásica de Davidoff, con esa capa que no es exactamente Connecticut (es un híbrido, de la que voy a hablaros ahora) y el capote y la tripa diferentes grados de tabaco dominicano, San Vicente, Olor y Piloto. Y me encanta decir esto, e insistir en que la tripa y el capote son «ciento por ciento» de República Dominicana, pensando en todos aquellos que aún creen que el tabaco dominicano es suave.

Nanai. Fortaleza media-alta.

Precios… El robusto, que viene en tubo, 17’00 euros y el Short Robusto, 12’90 euros (pvp en estanco a 5 de noviembre de 2020, pero podría variar). Y, sobre esto de los precios, que es otro de los caballos de batalla de Burkina The Revist, también se puede dar una amplia explicación que os ayude a diferenciar lo caro de lo valioso. Lo hice ya hace un año, pero puedo volver a contarlo.

LO CARO, LO VALIOSO

ALGO CAMBIÓ EN DAVIDOFF

El primer año del nuevo milenio, que fue el 2001, fue el inicio de un gran cambio en Davidoff. Después de diez años fabricando en Santiago de los Caballeros, en República Dominicana, la marca dio su primer paso firme hacia el nuevo fumador con el lanzamiento mundial de la línea que entonces se llamaba Millennium Blend.

Hasta ese momento, Davidoff había desarrollado un vitolario extenso, mucho, muy extenso, que se componía de cinco líneas: la clásica, de la que el nº2 es la enseña; la Mille, capitaneada por el cigarro más vendido en el mundo de Davidoff, que es el 2000; la Aniversario, heredada de los tiempos de Cuba, la Special y, por supuesto, el Gran Cru, que es el rebranding de los famosos Chateau originales de Davidoff de los años 40.

Sabores clásicos, capa Connecticut, fortalezas medidas y elegantes, siempre de suave a media, construcción perfecta, la anilla blanca, calidad intachable… Eran la identidad de Davidoff.

En 2001, se lanzó al mercado el Millennium Blend, hoy llamado sólo Millennium, y los fumadores nos quedamos sorprendidos porque todavía teníamos tatuado en el bolo el karma de que el tabaco dominicano era suave. Y no.

Tanto es así que, en los últimos años, ante el clamor popular por la vuelta de la Línea Millennium, no son pocos los que se han convertido en cazadores de las antiguas petacas de Davidoff Millennium Blend, que aún quedan algunas en los estancos. ¡Han pasado casi 20 años! Y ese tabaco está superior.

LO VIEJO

La anilla era blanca originalmente, pero se ha amarilleado con los años.

CAPA HÍBRIDO

Os decía la entrada de arriba (Lo caro, lo valioso) que uno de los factores determinantes del precio de un cigarro es la hoja de capa. Hay quien, aún hoy, la considera un mero adorno y ya, pero eso no es así: la capa no sólo es definitiva en el perfil de sabor y fortaleza del cigarro, sino que, además, una capa impecable es más difícil de conseguir, y más cara, que el resto del cigarro.

Por eso, cuando veas el precio de un cigarro, tienes que fijarte bien en la capa. Si el tabaco se vende a un precio alto… La capa sólo puede ser impecable.

Por resumirlo: en el campo, la hoja para capa es la más difícil de conseguir. La finca se tapa con unas lonas para filtrar los rayos del sol, que provocan que la hoja crezca más gorda, venosa y con un aspecto más rústico.

Como en el tabaco todo es sí y todo es no, por supuesto, existe la «capa de sol», que se llama Sun Grown (SG). La habréis visto y, efectivamente, es más rústica y venosa. También aporta más sabor.

Y, además, está la capa de Ecuador, de donde viene la de Davidoff Millennium. En la zona de La Maná, cerca de Quevedo, en el centro del país, el tabaco para capa se siembra sin lonas. Una nube perpetua cumple con la función de filtrar el sol y se consigue así, sin tanto montaje, una hoja fina y elegante.

En ese área de Ecuador, Hendrik Kelner y su equipo de ingenieros llegaron a desarrollar ¡hasta 300 híbridos! Se dedicaron a juntar la semilla Connecticut con semillas havanensis para quedarse con el «híbrido 151», que fue el que satisfizo sus expectativas. Si ahora estás entendiendo por qué la capa 702 se llama así… Pues porque es el híbrido 702.

Puedes imaginar que ese trabajo de hibridación es de años y no es precisamente barato. Por eso, Henke me dijo lo que me dijo…

LA MEJOR CAPA IMAGINABLE

Incluso, con la finca tapada con lonas, el rendimiento de un campo de tabaco para capa no suele ser mayor del 30%. Es decir, que del tabaco que se obtiene de esa finca, el 70% se destina a capote y tripa. Además, como sabes, aún con tabaco tapado, las hojas de arriba reciben más sol que las de abajo y normalmente, para tripa, se consideran de mayor calidad, pero si engordan demasiado, tampoco sirven para capa. En ese equilibrio, entre la calidad y la espesura, cuando Eladio Díaz te ofrece un cigarro y te dice que la capa es un sexto corte (el primer corte es abajo), debes contestar: «¡OH!» y pasarte un rato acariciando el cigarro antes de encenderlo.

Digamos que de esa finca de tabaco para capa salen 1.000 hojas. Sólo 300 serán usadas como capa. Pero es que, después, en los sucesivos rezagos y selecciones, esas 300, se quedan en 30. Cuando se es exigente con el detalle y lo que se busca es la perfección, irremediablemente sucede que se invierte un dinero en conseguir un tabaco específico para capa cuyo rendimiento ronda el 5%. Eso sin contar que en los procesos, por ser la capa la hoja más delicada, la merma, la pérdida de materia prima, es superior.

En 2001, cuando se presentó en España el Millennium Blend, tuve la oportunidad de entrevistar a Henke por primera vez (primera de muchas, por fortuna). Recuerdo dos cosas: que había perdido el pasaporte y que titulé, sin saber muy bien entonces qué significaba aquello: «La mejor capa imaginable«.

Vuelve Davidoff Millennium y un robusto vale 17’00 euros… ¡Lo vale! Por todo esto que te acabo de contar y que no es más que un resumen! Pero si te acercas hoy por Magallanes, de 12 a 15 horas, te lo cuento con detalle… O no, que no sé si en tres horas me dará tiempo…

4 comentarios de “Davidoff Millennium por clamor popular

  1. Francisco Rodríguez dice:

    Siempre me he preguntado el porqué aún se cuestiona tanto el precio de cigarros cuando no son habanos, sobretodo los tabacos dominicanos. Pasa mucho con Davidoff como comentas Javier, y con otras casas como Arturo Fuente o La Flor Dominicana. De hecho, el otro día hablando con una estanquera (no digo ciudad por si acaso), me comentaba que le habían ofrecido para la cava cigarros de Arturo Fuente, pero no quiso porque decía que aún hay mucha gente que no paga ese precio por un cigarro si no es habano, cuando en mi humilde opinión, la calidad de los cigarros de A. Fuente me parece de los mejores del mundo sin duda, al igual que Davidoff o La Flor Dominicana, calidad a niveles de excelencia, que después te guste más o menos… eso ya es personal, pero que valen lo que cuestan, sin lugar a dudas. Un abrazo.

    • JAVIER BLANCO URGOITI dice:

      Muchas gracias Francisco, a mí la gente me mira raro cuando digo que un cigarro, como Millenium de Davidoff, por 17 euros me parece barato, pero quizá el problema está en la dificultad que tienen las compañías en hacer llegar la información al público, con tanta prohibición. Lo otro, como tú dices, es cuestión de las muy respetables preferencias de cada uno. El mundo del cigarro premium, al menos en esto, es muy libre en percepciones personales y eso a mí me gusta mucho. Un abrazo

  2. Enrique Pardo dice:

    Pues Francisco, aprovechando tu comentario, coincido totalmente contigo que Arturo Fuente tiene entre sus ejemplares, algunos de los mejores cigarros de procedencia dominicana, y es una lástima que nadie se anime a introducirlos en España. Yo usualmente los compro en las tiendas Cabinet de Santo Domingo, a donde viajo frecuentemente, y es lo que fumo mayormente por allí, junto con otros cigarros poco conocidos por aquí, como el Chogui Dos 77, Matilde… de calidad/precio excelentes.

    Añadiré, aunque ya sé que es salirse de la entrada publicada por el maestro Javier (perdona Javier que sea una mosca cojonera), que he notado que marcas como La Flor Dominicana, Perdomo y Padrón, tienen un precio de venta en España, bastante más elevado que en otros países. Se puede atribuir al tema impositivo, sin embargo, comparando precios, me ha parecido que eso no pasa con otras marcas de las mismas procedencias.

    Y ya me callo Javier, ya me callo.

    • JAVIER BLANCO URGOITI dice:

      Muchas gracias Enrique. No te calles, en absoluto. Matilde lo tienes en España, por si lo quieres comprar. Es el cigarro del gran José Seijas. Yo tuve el placer de fumármelo con él el año que lo lanzó al mercado, que creo que fue 2013, en Santiago de los Caballeros y me gustó mucho. Aquí, de momento, no es muy conocido, pero yo le tengo un cariño especial a ese tabaco, primero por fumármelo con él, que es un gran personaje, y segundo porque está muy bueno. De precios fuera, la verdad es que no sé mucho porque no lo miro. Aquí en España, aparte del tema impositivo, que es una norma europea, los precios del tabaco se publican en el BOE y son oficiales, con lo que no es legal ni siquiera ofrecer descuentos. Si miras en algunas webs americanas, que es un mercado libre y, dependiendo del estado, con pocos impuestos, quizá si puede haber una diferencia de precio, pero también es una cuestión de volumen y competencia. Yo estuve hace dos años en Pennsylvania, en la sede de Cigars International, y en el almacén tenían un stock permanente de 90 millones de cigarros. Sólo en ese almacén, estaba seis veces todo el mercado español de un año. Es otro mundo. Un abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *