Los puros para los puros

Por fin se ha desentrañado el gran culebrón del año, la venta de Tabacalera, y, por lo poco que sé, creo que se puede hacer un análisis positivo para el consumidor sobre la operación, basado en el principio revisado de la doctrina Monroe: «Los puros para los puros».

Es mi OPINIÓN ¿vale? ¡Opinión! El lunes me llamaron unas doscientos cincuenta y cuatro personas, aproximadamente, y sentí mucho no poder aportar nada a lo que ya sabía todo el mundo. Ni he estado en la negociación (¡ja!) ni me dan comisión (¡damm it!) y como soy periodista, me cuentan poco, como es lógico, aunque siempre he dicho que soy mejor profesional por lo que callo que por lo que cuento.

LOS PUROS SON LOS AMIGOS

Lo que vas a leer ahora, repito, es mi OPINIÓN, basada en mi experiencia y en lo poco que ha trascendido de la operación. Yo veo dos cosas muy buenas, sobre todo, que se resumen, ambas, en esa frase: los puros para los puros.

Para empezar, tengo amistad desde hace muchos años con muchos empleados de Tabacalera, a los que considero buenos amigos, En toda esta historia, honestamente, lo que más me preocupaba eran ello, no los tabacos, ni siquiera los Habanos, que van a seguir llegando al mercado, sin duda.

Lo que más me preocupaba eran los amigos, pero el equipo actual de gestión tiene garantizada la continuidad, tiene futuro, y yo es de lo que de verdad me alegro. El grupo inversor que ha comprado la empresa no tiene, en principio, experiencia previa en el mundo del tabaco y es normal que deje que sean los profesionales los que tomen las decisiones.

En segundo lugar, muy importante también: Imperial Brands, la anterior propietaria, es un empresa CIGARRILLERA. Con todo el respeto lo digo, e insisto: los puros para los puros.

LOS PUROS PARA LOS PUROS

Llevo dos décadas ejerciendo el periodismo especializado en tabaco. Durante mucho tiempo, aunque más centrado en lo que me gusta, que son los cigarros premium, he trabajado con todas las labores, todo lo que se vendía en un estanco. Y en el mercado de tabaco, la pasta gansa está en los cigarrillos. Eso es lo que mandaba. Este era yo en 2010.

Con esto quiero decir que, profesionalmente, he asistido al largo proceso de fusiones y adquisiciones que ha transformado esta industria… La del cigarrillo, sobre todo.

Ya entonces, tenía la certeza de que las grandes multinacionales del cigarrillo no entienden bien el negocio de los cigarros. La única excepción que estoy dispuesto a aceptar es Scandinavian Tobacco Group, dueña de la General Cigars Domincana, pero, claro, STG no tiene cigarrillos. Son líderes en tabaco de pipa y en cigarros, con su marca emblema, Macanudo, que es número uno en Estados Unidos. Tienen el snus ese que gusta a los vikingos tanto y que está prohibido en el resto de países de la UE.

[[[ PROHIBIDO SÓLO PORQUE UN PRODUCTO DE TABACO SIN HUMO ES UNA COMPETENCIA DEMASIADO FUERTE PARA PARCHES Y CHICLES DE NICOTINA. ES LA ÚNICA RAZÓN ]]]. Perdonad la digresión. No lo puedo evitar.

Como digo, los cigarrillos son otra guerra, otro producto, otro tabaco, otro consumidor, otra vaina. Que una cigarrillera compre una compañía de tabacos premium es como si al Starbucks le diera un día por hacerse con Cafés de Colombia y se pusiera a vender café de verdad, en vez de ese recuelo industrial que proporciona a sus adictos. No lo entenderían. Da beneficio, por supuesto, pero el dinero no fluye como el maná, todos los tiempos se alargan, los costes financieros de materia prima y rotación larga se incrementan y, encima, hay que aguantar al romántico del Juan Valdés cogiendo el grano de uno en uno, a mano, para dar satisfacción a un consumidor friki y exigente. Los cigarrillos son otra cosa y los puros, para los puros.

LA VENTA DE HABANOS

Esos dos motivos, que la empresa compradora no sea cigarrillera y la continuidad del equipo gestor, hacen que la noticia no me alarme en absoluto y no creo que los aficionados españoles a los Habanos tengan por qué preocuparse.

IMPERIAL BRANDS VENDE LOS PUROS DE TABACALERA POR 1.225 MILLONES DE EUROS

Por si no queréis leer el link, ni seguir para abajo, os resumo la noticia:

Imperial Brands ha vendido su negocio de cigarros que, incluye, el 50% de la Corporación Habanos (que no Tabacuba, que es el fabricante), Tabacalera y Tabacalera USA. El montante final han sido 1.225 millones de Euros. El comprador de Habanos y de la parte internacional del negocio es una corporación con base en Hong Kong que se llama Allied Cigars co. Pagará 1.040 millones por el negocio internacional, incluidas las fábricas en República Dominicana, la Tabacalera de García, y en Honduras, la antigua fábrica de Flor de Copán.

Sin embargo, el negocio americano se ha vendido a otra empresa, Gemstone, por 185 millones de euros, lo que incluye Tabacalera USA, la plataforma de venta online JR Cigars y los 28 establecimientos de la cadena Casa Montecristo.

¿Vale?

Esto es lo real. Dimes y diretes ha habido a lo largo de la semana, pero esto es como el tema tan actual de los bulos: los hay malintencionados y los hay que nacen, simplemente, de listos que van por la vida de informados. En este caso en concreto, yo no quiero dar crédito a nada que no sea oficial. Hay mucho supuesto y poca certeza en esos dimes y diretes.

No hagáis mucho caso. Como decía Josep Pla: «Urge esperar».

2 comentarios de “Los puros para los puros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *