Macanudo Inspirado Green

Voy a hacérmelo de HP Lovecraft y a usar un recurso literario del que tiraba mucho el escritor americano para alimentar el suspense que, además, define a la perfección su técnica narrativa: las sensaciones que me produce dar esta noticia son tales que no soy capaz de describirlas. ¡Lovecraft! Un genio. Desde hoy, irá llegando a todos los estancos, el nuevo Macanudo Inspirado Green.

Completa un poco más la oferta de esta grandísima marca, número uno en el mercado más importante del mundo, que es Estados Unidos, añadiendo un color más a la línea Inspirado. Ya sabéis que está el original, que era naranja, el black (negro), el white (blanco) y el red (rojo), el último en lanzarse al mercado, en marzo de 2019

MACANUDO INSPIRADO RED

En mi opinión, y hasta probar el Green, que aún no ha caído en mis manos, este último el más complejo y sabroso, en competencia dura con el Black, mientras que el original y el White los encuentro más suaves, más indicados para una media mañana o cuando uno no quiere una fumada demasiado exigente, que a veces pasa.

Todos de una indudable calidad. El color sólo responde al gusto de cada uno.

MACANUDO INSPIRADO GREEN

Macanudo Inspirado añade un color más a su paleta, el verde, Green, en dos formatos:

Un robusto 5 x 52 (127 mm x 52) y un toro 6 x 50 (152 mm x 50) que, tengo que decir que, por primera vez, me parece el más interesante de los dos.

Ligada multiprocedencia, como siempre, con una capa maravillosa brasileira Arapiraca, ese capote de Indonesia Besuki al que ya nos están acostumbrando, desde hace tiempo, los maestros de la General Cigars, y tripa, atención, con tabacos de Nicaragua y, de nuevo, Colombia… Cubita de Tairona. Otro tabaquito que parece que se hace sitio, cada vez más, en las mezclas de las grandes marcas.

¿Precio? A mi hija de doce años le llega y le sobra con su paga: 5’10 euros el robusto y 5’50 euros el toro (pvp en estanco, a 27 de mayo de 2020, pero podría variar). Un chollo.

CONSISTENCIA, FIABILIDAD, HONESTIDAD

Aún no lo he probado, como he dicho, pero, desde luego, os recomiendo encarecidamente que le deis una oportunidad. Y me vas a decir que yo soy mucho de Macanudo y que se me nota…

¿Yo? ¿De Macanudo?

No sé por qué piensas eso.

¿Cómo voy a ser yo mucho de Macanudo? Nunca he dado motivos a nadie para que pueda pensar que es una camiseta que me pongo con gusto.

Bromas aparte, por supuesto que soy MUCHO de Macanudo. Aquí lo que menos importa es el gusto de cada uno. A ti te pueden agradar más o menos las distintas propuestas de sabor y fortaleza que hace esta marca que, por cierto, es tan variada que me extrañaría mucho encontrarme con alguien que los hubiera probado todos y dijera que no le gusta ningún Macanudo.

A mí, como he dicho, personalmente me gusta mucho el Red y el Black y la Edición Vintage del año pasado me parece una obra de arte.

MACANUDO MADURO VINTAGE 1997

Todavía me queda alguno, por suerte.

Pero, desde luego, puedes confiar en que es una marca de una enorme calidad, que ofrece consistencia de sabor, lo más caro de conseguir en el tabaco y lo más difícil; una gran fiabilidad en su construcción y en el tabaco que emplean; y una indiscutible honestidad en los procesos, desde la semilla hasta la tienda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *