Nuevo Camacho Nicaragua

Nuevo, nuevo, además, y a estas horas imagino que ya distribuido por todos los estancos de España: Camacho Nicaragua. Quiero dedicar esta entrada al Club Momento Humo en su quinto aniversario (podéis echar un vistazo a su web y, tal vez, uniros a la panda), pero, concretamente, a David Blasco. Camacho Nicaragua, en dos formatos, nuevo lanzamiento de la marca hondureña en España que, además, como el propio Club Momento Humo, ofrece una dimensión diferente.

CLUB MOMENTO HUMO

La base tradicional de Camacho, desde antes de su compra por parte de Davidoff, es el Corojo Original, una semilla de origen cubano que se obtuvo del cruce del criollo con sumatra, sembrada por primera vez en la finca El Corojo (de ahí el nombre). Su principal característica, lo que hace que triunfe tanto la capa corojo en Estados Unidos, es un picorcillo muy vivo, tipo chiles, aparte del dulzor y la terrosidad.

Pues en la ligada del Camacho Nicaragua el corojo es de grado seco, es decir, de la parte baja de la planta (proporciona combustión más que sabor). La menor presencia del corojo en la liga, en mi opinión, desvirtúa un poco el espíritu de la marca, pero ofrece más opciones, abre posibilidades, proporciona variedad y, sólo por eso, Burkina The Revist se manifiesta totalmente a favor. Además, no deja de ofrecer otra visión del corojo original y, dicho sea de paso, el tabaco está MUY BUENO:

Tienes que probarlo.

CAMACHO NICARAGUA

Camacho Nicaragua ha llegado en dos formatos: un gran churchill (más gordo, como el propio premier británico), de 178 mm x 56, y un robusto de 127 mm x 52. La capa es Habana 2000 (Ecuador), el capote es corojo original (grado seco), de Honduras; y en la tripa lleva el mismo corojo original hondureño (seco), San Vicente Dominicano (volado) y dos hojas de ligero, una de Estelí (Nicaragua) y otra de Generoso Honduras. Otro día os la cuento.

Estamos en una fortaleza media, un poco más intensa al final, meloso y amaderado al principio, con puntas picantes que dan paso, al poco, a un dulce más tostado, que se mantiene durante toda la fumada, para intensificarse al final, con amargos untuosos, achocolatados y especiados.

Me mojo porque, como habéis visto, está muy bueno. Y el precio es Camacho: el robusto a 6’60 euros y el gran churchill a 7’20 euros (precios en estanco a 23 de diciembre de 2020, pero podrían cambiar).

La presentación, además, no puede ser más audaz. Y en naranja, que es mi color.

Si quieres que te vuelva a contar todo esto, hoy mismo, según suba la entrada, me piro corriendo al Bohío de Magallanes (Calle Magallanes 16, Madrid), donde voy a estar ejerciendo de brand ambassador de Davidoff (y Camacho y Avo) desde que llegue (y voy tarde ya, algo que es muy raro en mí) hasta más o menos las tres de la tarde.

Allí te espero.

CAMACHO LIBERTY E.L. 2020

Más info sobre las novedades de Camacho, en ese link.

2 comentarios de “Nuevo Camacho Nicaragua

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *