Por la mañana, prontito - Burkina the revist Selección

Por la mañana, prontito

Me estoy currando, como os prometí en CHO CO LA TE una selección de cigarros, como hago siempre, un variadito, para maridar con chocolates, pero, pese a la presión de mi hija Ana (que cada vez que abre la nevera quiere atacar el chocolate), aún voy a tardar. No es fácil. Me he venido un poco arriba, me he creído David Cagigas y no lo soy. Eso ha hecho que este mes os haya hurtado la selección de cigarros que acostumbro a hacer así que me dispongo a repararlo ahora mismo con unos cigarro de los de «por la mañana, prontito».

¿Cuál es la idea? Los fumadores de puros nos hemos convertido en cazadores de momentos. Realmente, se está poniendo tan difícil lo de encontrar el «momento» en que podremos fumarnos un cigarro, que esto nos exige una rato de reflexión. La decisión requiere un análisis previo de la circunstancia, ya sea ante nuestro humidor abierto o en el interior de una cava, que prácticamente usa las famosas «w» del periodismo: cuándo, dónde, con quién, cómo…

Vamos a tener un rato para un «qué» (What) claro, que es disfrutar de un tabaco, y no queremos fallar.

Yo lo hago y estoy seguro de que muchos de vosotros también. Así que os lo voy a poner fácil. De esta selección voy a restar los cigarros que yo fumo por «obligación»… Sí, «obligación», que entrecomillo, porque no los elijo: los fumo por trabajo.

Es mi trabajo. Me sacrifico por vosotros y, encima, no tengo un plus de peligrosidad por ello. Dadme las gracias, coño.

AL QUE MADRUGA…

Yo sé que cuando lo cuento, muchos se quedan un poco extrañados, pero mi hora preferida para fumar es por la mañana, prontito. Fumo un cigarro diario, cuando se puede, paseando a mi perro por el monte a eso de las ocho de la mañana, más o menos.

Esta misma mañana, incluso, esos pequeños placeres de la vida, hasta me he encontrado unas setas de cardo para hacerme un revuelto.

Salgo de casa en torno a las ocho, ocho y media. No soy estricto, ni mucho menos, ni con el horario ni con la rutina ni con el lugar de paseo, aunque generalmente, Woody, el Asesino Inmisericorde, a las 8.00 h en punto ya empieza a apretarme con que es su hora de salir.

Es de Toledo, pero parece alemán, el cabrón.

Es una muy buena hora para fumar un cigarro, porque boca y nariz están frescos y lo único que me lo puede impedir es el clima: ni frío ni lluvia y si hace aire, acepto moderado. Si veo por la ventana que mi vecino Noe está acumulando madera, que hay osos polares corriendo libidinosos detrás de las focas o que en el viento vuelan gráciles bisoñés… No fumo.

Porque fumar es lo contrario de sufrir.

Incluso si la mañana es fresquita, me gusta más. Tengo comprobado que una temperatura moderada y una fumada pausada, ayudan a mantener el cigarro templado, a que no se recaliente y desarrolle así sus sabores con más claridad. Por eso, incluso en verano, «al que madruga«, como dice siempre Jesús Llano, estanquero de Cardenal Cisneros, «Dios l’apoya«.

TIEMPO DE FUMADA Y FORTALEZA

Una de las preguntas esenciales: tiempo para fumar. Por la mañana, en condiciones climáticas no desfavorables, el paseo suele ser de cinco a seis kilómetros, lo que me tiene una hora y media, más o menos, haciendo el ciervo. Si ya has calculado que la velocidad es de alrededor de 4 km/h para concluir que tampoco me mato, pues ya te digo que no.

Paseo fumando un puro, no para hacer deporte. Y las prisas están peleadas con el tabaco.

Otra cuestión importante es la fortaleza del cigarro. Lo único que llevo en el estómago a esas horas es un café. Pensarás que es una costumbre que contradice los desayunos cardiosaludables con que adoctrinan a nuestros hijos en el colegio…

Exactamente.

Y precisamente por eso.

Entre que mis gustos personales me llevan a disfrutar más de los cigarros de fortaleza media y que prácticamente salgo de casa en ayunas, tiendo a puros de fortaleza suave a suave/media y de cepo más bien grueso, hasta un grosor más o menos sensato. Ni lanceros, que en otras circunstancias me encantan porque acumulan sabor y fuerza, ni misiles balísticos.

Consejo general para los que, a raíz de esta entrada, incluyáis en vuestra rutina mañanera la buena costumbre, nada cardiosaludable, de fumar un cigarro a las ocho de la mañana, los mejores formatos son (en mi opinión, basada en mis gustos) robusto (50), toro (52), corona gorda (46)… Ese rollo.

En fumada lenta, entre una hora y hora y media de fumada, con la temperatura interior del puro, bajo control, sabores de suave a medios.

Por supuesto, este es mi gusto personal y lo que recomiendo para los que, como yo, sepáis que no sois hijos de Supermán y Wonder Woman. Sé de más de uno, como Ander Azpeitia, el Niño de la Perla, que va fumando Lusitanias a las ocho de la mañana, mientras conduce hacia su lugar de trabajo (tiene trayecto); o como Valentín Barriopedro, que se dedica a la dinamita desde bien pronto por la mañana con La Aurora ADN Toro…

Es cuestión de gustos y de costumbres. La mía es más moderada.

Así pues, tirando de memoria, de lo fumado, en este perfil que he descrito, teniendo en cuenta una orquilla amplia de precios, de menor a mayor: cinco cigarros que hacen mis paseos mañaneros más felices.

1.- MACANUDO INSPIRADO WHITE ROBUSTO

Precio: una risa ¡5’00 euros! por todo un Macanudo. Os recuerdo que Macanudo es la marca número uno en Estados Unidos, que es algo que digo mucho y no porque yo admire el mercado de tabacos USA (que sí, que lo admiro y lo envidio), sino porque es una garantía de calidad indudable ser número uno en un mercado de entre 300 y 400 millones de cigarros anuales. No se sabe. Por ahí anda. Cien millones arriba, cien abajo. España, segundo, o tal vez, tercer mercado del mundo, está entre los 12 y los 15 millones de cigarros al años. Millón arriba, millón abajo.

Formato: Robusto (127 mm x 50).
Capa: Connecticut Educador.
Capote: Besuki (Indonesia).
Tripa: San Andrés (México), Estelí y Condega (Nicaragua). 
PVP en estanco: 5’00 euros (precio a 30 de octubre de 2020 pero podría variar).

No les hago ningún favor a la buena gente de STG recomendándolo, porque el otro día, publiqué la Cata de un Minuto…

… y me dijeron: «Muy bonito el vídeo, pero hay rotura de stock». ¡JA!

En fin, pero toda esta mierda del COVID pasará y pronto habrá mucho Macanudo Inspirado White Robusto en los estancos, aunque estoy convencido de que en más de una cava está allí esperándote. Y no puedo evitar recomendarlo para fumar pronto por la mañana porque el otro día me dio un paseo delicioso.

Por cierto, que no lo he dicho: intensidad, palabra que uso ahora para separarla de fortaleza, o pujanza, como bien dice el maestro Ángel García Muñoz, traduciendo el término que usan en Francia, que es «puissance» (potencia), no quiere decir que este cigarro NO te vaya a tumbar…

Significa que sus sabores menos espesos, más livianos, menos cargantes… Madera de cedro, amargo amable, dulce contenido, floral, avainillado. La fortaleza, la pegada (los grados de alcohol del tabaco) viene por la nicotina y todo tabaco tiene nicotina y, no poca. Ten en cuenta que vienen a ser unos 12 gramos de tabaco (un cigarrillo tiene 1 gramo). Así que, si empiezas a notar que el cigarro te sienta mal…

¡PARA! Y no fumes más.

Las notas de cata las tienes en el vídeo. Yo le eché una hora muy rica al tabaco, pero si tú quieres un ratillo más largo, lo tienes también en formato toro (165 mm x 50).

Y es un Macanudo… ¿Qué quieres que te diga?

2.- EP CARRILLO NEW WAVE RESERVA ROBUSTO

No os descubro nada si os digo que tengo debilidad y preferencia por los tabacos de Ernesto Pérez Carrillo, por el cariño con que siempre me trata «Ernestico» que no me creo que me lo merezca. A Ernesto lo entrevisté por primera vez hace, no sé, 15 años (o más) y ya entonces me dijo, y no era peloteo, que uno de sus sueños es que sus tabacos triunfen en España.

Y digo que no era peloteo porque os sorprendería hablar con él y daros cuenta de lo mucho que sigue la actualidad de España.

Formato: robusto (127 mm x 50).
Capa: Connecticut Ecuador (pero colorada).
Capote: Broadleaf (USA).
Tripa: Nicaragua y Dominicana.
PVP en estanco: 6’80 euros (precio a 30 de octubre de 2020, pero podría variar).

También tengo cata de un minuto de esta maravilla:

Con New Wave me ha pasado que, como soy muy voluble en mis preferencias, desde que lanzaron los nuevos EP Carrillo hace más de un año, he ido cambiando de preferido, según los iba fumando y volviendo a fumar. Hoy, mi preferido sin dudas es New Wave. Me encanta. Es puro hecho para mí. Aunque no descarto que mañana vuelva a preferir el Encore. Soy voluble y todos los tabacos de EP Carrillo me encantan:

EP CARRILLO – LANZAMIENTO EN ESPAÑA.

Así de cotilleo os cuento que está a punto de llegar, a puntito, el EP Carrillo Elencos. Pero si os preguntan quién os lo ha contado… ¡Qué coño! ¡Decid que lo habéis leído en Burkina The Revist!

Otro pepinazo… Ojo con él. (Sí, sí, este lo he probado).

La notas de cata del New Wave las tenéis en el vídeo. Casi una hora de fumada con ese punto de dulzor un poco más alto de lo que se espera de una capa Connecticut, que se debe al tipo de semilla, que es distinto. También el color, más colorado, viene de esa semilla. Ofrece además unos cítricos muy vivos y refrescantes que, le dan complejidad a la fumada y te hacen salivar, y que son propios de ese capote broadleaf estadounidense.

Esto podría parecer un piscinazo de los míos, pero… Se lo acabo de preguntar a Ernesto. Jejeje. Yo había apostado por otra cosa y estaba dispuesto a tirarme a la piscina y todo, pero no había agua. Aunque tirarse a la piscina y que no haya agua es una buena manera de aprender.

En cualquier caso, tremendo tabaco y a un precio increíble. Bien recomendado.

3.- LA AURORA 1903 EDITION ECUADOR ROBUSTO

Si hay alguien en el mundo que me ha enseñado a disfrutar de un tabaco bien pronto por la mañana, con un «cafesito», es este señor: Manuel Inoa, master blender de La Aurora, mi pana full.

En su despacho, fumábamos de todo, nuestro (de La Aurora) y de otros, y con eso, y con el continuo trasiego de gente entrando y saliendo, que parecía aquello del metro de Tokio, pues aproveché para aprender todo lo que pude. Pero de mi tiempo en La Aurora, yo me quedo con la capa Sumatra Ecuador del 1903 Edition.

Formato: robusto (127 mm x 50).
Capa: Sumatra Ecuador.
Capote: Dominicana.
Tripa: Dominicana, Perú, Nicaragua y Brasil.
PVP en estanco: 8’45 euros (precio a 30 de octubre de 2020, pero podría variar).

De los que os voy a aconsejar hoy, quizá sea el más intenso (que no fuerte… fuertes pueden ser todos), a un nivel que es medio y, dependiendo de tu manera de fumar, quizá un poco más. Fuma despacio y lo mantendrás más equilibrado. Esa capa de semilla Sumatra, cultivada al sol en Ecuador, es algo más rústica y venosa, más gordita, pero da mucho sabor, sobre todo especiados, canelas, pimientas, que se ven reforzadas, además, por el Matafina brasileño de la tripa, que tiene ese mismo perfil. El sabor básico es terroso, sobre todo, y dulce.

Es una fumada divertida, compleja, sin pasarse de intensidad (no hay cata de un minuto aún, pero la habrá), que también puede llegar a un hora. Por cierto que me han contado, y está más que confirmado, que se va a relanzar el Treasure Box de los «Preferidos» de La Aurora.

La creme de la creme de La Aurora. Si quieres información sobre los Preferidos…

LA AURORA PREFERIDOS

El que vuelve es el de cinco cigarros: Emerald (Capa Sumatra Ecuador), Ruby (Capa Arapiraca, Brasil), Platinum (capa Camerún), Saphire (Capa Connecticut) y Gold (capa Dominicana).

Ahí os lo dejo.

4.- HOYO DE MONTERREY EPICURE ESPECIAL

Me ha costado mucho decidirme por un habano. En este capítulo del paseo mañanero podría incluir muchos, sobre todo de las dos marcas que yo más trabajo, que son H. Upmann y Romeo y Julieta. Pero le voy a bajar un punto la intensidad, porque lo de fumar por la mañana prontito, a veces, da un poco de miedo y no quiero que nadie se asuste.

Además, este Hoyo de Monterrey Epicure Especial es un gordito, como yo, y le viene muy bien darse un paseito todas las mañanas. Es muy sano eso.

Vitola de galera: gordito (141 mm x 50).
Capa, capote y tripa: Vuelta Abajo (Cuba).
PVP en estancos: 13’75 euros (precio a 30 de octubre de 2020, pero podría variar).

Como veis, la foto es del Cava 8 que lanzaron en febrero de este año…

HOYO DE MONTEREY EPICURE ESPECIAL CAVA 8

… que era un poco más caro, pero como ya no creo que lo encontréis en ningún estanco (si tuvierais esa suerte, lanzaos como hienas porque estaba buenísimo), me voy a conformar con el del portfolio regular.

Habano clásico, clásico, de intensidad suave a media, que va in crescendo en la fumada, empezado con los toques amaderados y melosos del inicio, y unas puntitas sutiles de pimienta, y evolucionando hacia sabores más terrosos, torrefactos, acaramelados y hasta cacao.

Yo paseo mucho por el Monte del Pardo, pero con este Hoyo de Monterrey Epicure Especial, cerrando un poco los ojos y dejando volar la imaginación, he llegado a ver allí los mogotes de Pinar del Río.

Maravilloso.

Sus dos hermanos gemelos, el Epicure nº1 y el Epicure nº2 (corona gorda y robusto, respectivamente) no le van a la zaga. Para que tengas más opciones parecidas.

Y… 5.- DAVIDOFF ANIVERSARIO SPECIAL «R»

Y de clásico a clásico, en esa misma línea de intensidad suave a media, el Special «R», que es un icono en Davidoff. Tanto que cuando en La Maison, para ponerle un poco de sensatez al vitolario, decidieron fusionar la línea Aniversario (heredada de los tiempos de Cuba) con la línea «Special», no hubo dudas: el Special «R» y el Special «T» (el torpedo) se quedan.

Formato: robusto (124 mm x 50).
Capa: Connecticut Ecuador (para hacerse una cartera de piel con ella).
Capote: Piloto cubano (Dominicana).
Tripa: Piloto Ligero, San Vicente Viso y Olor Seco (todos dominicanos).
PVP en estanco:

Es, como digo, un gran clásico de Davidoff, una fumada amable y rica, de intensidad suave a media, en la que destacan las maderas, un amarguito delicado y elegante, como a almendra cruda, y con un dulce de fondo que es ciertamente meloso y sostenido. Después se abre un poco más a especias, con un poco más de complejidad, tonos cafeteros, pero es sabroso de principio a fin, como digno hijo de Eladio Díaz.

En el Special R, además, si tú prefieres la terrosidad antes que la madera clásica de la capa Connecticut, tienes la opción de la capa de semilla híbrida 702.

En verdad es una prueba para hacer no un paseo, si no dos, a ser posible intentando que la circunstancia se parezca mucho: misma hora, mismo recorrido, mismo desayuno… Mismos calcetines.

La capa 702 de Davidoff es una especie de milagro del tabaco que, en España, viene muy bien porque todavía ayer mismo, ¡AYER!, oí a alguien decir que la capa NO APORTA SABOR A LA FUMADA.

Error.

La capa es definitiva en el sabor y hasta en la fortaleza del cigarro. Son el mismo cigarro, la misma liga, y lo único que se ha cambiado es la capa: el clásico lleva la Connecticut de Davidoff de toda la vida y el 702 Series una capa de semilla habano híbrida, también cultivada en Ecuador. El primer día, te fumas el Special «R» clásico. El segundo, el Special «R» 702 Series. Después, te cambias los calcetines, y vuelves aquí a contármelo en un comentario.

Yo no te lo voy a desvelar. Recuerda: es el mismo cigarro, sólo cambia la capa.

Y punto pelota, que es viernes y llevo todo el día delante del ordenador. Os quiero ver a todos dando un paseíto mañana por la mañana con el perro. Mañana es sábado, y estamos confinados perimetralmente, así que no hay excusas… ¡Ah! Que no tienes perro.

Pues saca a tu pareja, que se está amancebando (sin correas ni bozales, salvo que os guste) o pásate por casa y me paseas a Woody.

2 comentarios de “Por la mañana, prontito

  1. Francisco Rodríguez dice:

    Hasta en una entrada «normal» del blog nos das, no una, si no dos novedades de lanzamientos, qué maravilla… Además el de La Aurora Treasure Box es novedad pero de algo antiguo, que es mejor aún. Deseando echarle la zarpa estoy a ese cofre del tesoro. Muchas gracias por las sugerencias mañaneras y amén con lo de la capa. Un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.