Se abre la jaula... The Tiger - Burkina the revist

Se abre la jaula… The Tiger

¡Atención! ¡Apartaos un poco que se abre la jaula! ¡Davidoff Year of the Tiger! Este año viene en fecha y forma, de hecho es el primero de los tigres en asomarse al mercado español de tabacos. Después van a venir más, pero este año el primero ha sido Davidoff que, además, fue también la primera marca en dedicar una serie al Nuevo Año Chino. De hecho, este Year of the Tiger… Año del Tigre que, según el calendario chino, corresponde a 2022, es la décima edición de La Maison dedicada al horóscopo chino.

Ahí está. Atención que voy a abrir la jaula.

Aquí lo tenéis. Magnífico ejemplar. Cuidado cuando te acerques que igual viene con hambre del viaje.

Lo primero, lo que os estáis preguntando todos: ¡Las rayas! ¿Cómo han hecho para que la capa tenga ese aspecto de piel de tigre? Y en esta foto se nota bastante, pero mirad en el que me fumé yo hace un par de días. Sí, sí. Yo ya lo he fumado… Más de un Year of the Tiger. Pequeños privilegios. Y os voy a decir una cosa un poco friki: lo hubiera querido Guderian.

Marcar las rayas a la capa se ha hecho con un proceso totalmente natural. El que lo haya pensado es, sin duda, un genio, y es la prueba de que en el mundo del tabaco las posibilidades son infinitas. No os puedo contar mucho, porque he tenido acceso a un material que me han pedido que no comparta, pero sí os puedo decir que todo es tabaco, que no hay ninguna química de por medio… Ni betuneo, ni pintura, ni un artista con un pincel pintando las rayas a los tabacos ni nada extraño.

En Davidoff han creado una imprenta natural que sólo usa tabaco, agua y presión. Las marcas se imprimen sobre la capa antes de rolarla sobre los cigarros, cuando está ya rezagada y lista y, después, cuando el tabaquero coloca la capa sobre el tabaco, las propias vueltas de la hoja crean esas rayas que parecen realmente las de un tigre.

El que lo ha pensado es un puto genio. Mi enhorabuena.

¿CUÁNDO LLEGA?

Siguiente pregunta… Que me la habéis hecho muchos en Instagram: ¿Cuándo llega? Pues llega ya, a partir del lunes estará entrando en los estancos. Esto no quiere decir que hagáis bulto en las cavas. Irá entrando, poco a poco, según vayan teniendo «saca» a lo largo de esta semana y la siguiente. Viene escaso, pero suficiente y va a haber para todos. Si tienes confianza con tu estanquero de cabezazo, dale un toque y que te guarde alguno para probarlo.

Aprovecho para contaros que yo estaré el 22 de diciembre, que es miércoles, a partir de las 16,00 h, en Magallanes Cigar Shop (C/ Magallanes 16, Madrid), ejerciendo de brand ambassador domador de tigres de Davidoff, armado con un látigo y un traje de piel de cordero, en plan Ángel Cristo. Voy a hacer lo propio, el 18 de diciembre, sábado, por la mañana, a partir de las 11 h (más o menos), en Cava Somosaguas (c/ Francia 7, Pozuelo de Alarcón, Madrid), pero ahora mismo no tengo ni idea de si el maestro Jesús Fernández Montes, uno de los estanqueros más conocedores del mundo del tabaco, habrá recibido ya la recua de tigres o no.

Espero que sí. Tanto el 18 en Pozuelo, como el 22 en Magallanes, os espero y si no ha llegado el tigre, siempre os quedará el rinoceronte, que soy yo.

Respecto al tabaco, pues quien mejor lo cuenta es la propia casa. Me encantan estos diagramas que hace Davidoff:

Como podéis ver, el tigre es dominicano casi al 100%. Cinco tabacos en la tripa, todos ellos dominicanos, entre los que creo que hay que destacar la presencia de Piloto Cubano de grado ligero. Este tabaco es una maravilla, de hoja pequeña y poco rendimiento en el campo, pero su presencia en las ligadas, sobre todo de un corte alto, se hace muy evidente. Capote, también dominicano, y capa Connecticut Ecuador, planchado a rayas, como os he medio explicado.

El resultado es un tabaco de fortaleza media alta, sobre todo al final, que es muy difícil de resumir en un diagrama como este (por chulo que sea) o en una cata de un minuto… Como esta:

En realidad, aunque temo que me repito más que el ajo, no es nada fácil resumir la larga hora que me ha durado el Year of the Tiger en un minuto. Mucho me temo que el vídeo no le hace justicia al cigarro y nunca tan incierto el dicho «una imagen vale más que mil palabras». Una palabra, extraordinario, define mejor al Año del Tigre de Davidoff que un minuto de imágenes.

AÑO DEL TIGRE

El año chino del tigre comienza a finales del mes de enero. El tigre simboliza el ímpetu, la decisión, la fuerza… Y el Davidoff Year of the Tiger está perfectamente diseñado para expresar en humo ese simbolismo. Ya en frío (esto deseando oír lo que dirá David Cagigas) el tabaco es diferente a todo. He sido incapaz de ponerle nombre al aroma que da, para evitar cachondeos… Pero dadle una calada al tabaco antes de encenderlo y respirad por la nariz: es dulce, es cítrico, es afrutado y es amaderado. Cero picante.

Ahora vais y le ponéis nombre.

Nada más encenderlo, el tigre entra, como tiene que ser: impetuoso. Tanto que creo que es mejor decir que «sale». Sale de la jaula: ¡sabor! Maderas dulces, puntos cítricos, salinidad, tierra, mineral, crema, café, pimienta… Y esto son las primeras caladas, después el picante se diluye y da paso a un segundo tercio a la francesa: «Le Divine».

El tabaco es redondo durante toda la fumada y muy equilibrado, tiene mucho sabor y tiene fuerza, a pesar de que… Lo repito… Son seis tabacos dominicanos y una capa de Ecuador. Al formato lo han llamado «Pirámide», y hay que respetarlo. Los formatos, por desgracia, no están estandarizados y cada fabricante lo llama como le parece, pero yo lo habría llamado Short Pirámide ¡o Micerinos! Porque es un 127 mm x 52, figurado, acaba en punta. Esto hace que el sabor se vaya intensificando y que, según vaya avanzando la fumada, los amargos untuosos del cacao, del café sólo, las especias, el cuero vaya, poco a poco, haciéndose presente.

Ese final glorioso, en mi opinión, mejora aún más, le da un toque más de expresividad en la boca, si cuando se inicia el tercer tercio, como puedes ver en la cata de un minuto, le das otro corte al tabaco.

De ahí, al final, gloria bendita.

El precio… Te lo puedes imaginar. Es una edición limitada a 17.000 tabacos para todo el mundo… Son 33’00 euros por tabaco en estanco (precio a 12 de diciembre de 2021 y es difícil que varíe, porque es una limitada, pero podría variar). Lo vale. Si quieres darte el capricho, y el gustazo de probar algo sensacional, 33’00 euros por tabaco es su precio.

THE YEAR OF…

Y me voy a mojar aún más: yo no he fumado, por desgracia, todas las ediciones del nuevo año chino de Davidoff, pero sí casi todas. De ellas, mi TOP ONE, mi best of the best, era hasta antes de ayer el Year of the Monkey EL 2016:

Aún tengo uno guardado en el humidor. Me lo voy a fumar. El Tiger ha ocupado ya ese lugar en mi tierno, pero veleidoso y voluble, corazón. Davidoff se está superando cada vez más en sus ligadas.

De los nueve anteriores Year of the… de Davidoff os hablé este día:

DAVIDOFF YEAR OF THE OX

Desde 2013 (la foto la he tomado prestada de Halfwheel), el año de la serpiente, el caballo, la oveja, el mono, el gallo, el perro, el cerdo, la rata y el buey. El año que viene, 2023, es el que más está esperando mi perro, Woody Chubaka: el año del conejo. A ver con qué nos sorprenden. Y el ciclo se cierra en 2024 con ¡el dragón! Por su simbología y por ser el final de la serie, habrá de responder al verso de Píndaro: “¡Oh alma mía, no aspires a la vida inmortal pero agota los límites de lo posible!«.

Todo un reto. De momento, disfrutad del presente con el Year of the Tiger, que está que ruge.

Y la pildorita que os tengo guardada, que me lo han chivado y os lo voy a contar (aunque después me echen la bronca ¡pero yo soy periodista!) es que el remate final de la serie será una nueva presentación que contendrá un ejemplar de cada Año Nuevo…

Cuando me lo contaron, yo respondí: «Poned dos de cada y llamadlo «El Arca de Noé». Ahí dejo la idea. Id a por el Tiger, pero con calma.

4 comentarios de “Se abre la jaula… The Tiger

  1. Odon Elorza dice:

    Efectivamente el/la profesional que ha pensado el toque de la capa atrigada es un geni@ Ahora es fácil «verlo» pero…había que verlo. Chapeau por Sandokan y su Tigre de Bengala. Pena el precio que es para lujazo, lo pido al Olentzero y a los Reyes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *