Tabaco de abril 2021 - Burkina the revist tabaco del mes

Tabaco de abril 2021

Ya sé que tú no entras en Burkina The Revist para que yo te cuente mi vida, pero ésta es una historia de amistad y el tabaco, entre otras muchas cosas, sirve para eso: para sellar amistades. Yo tengo un buen amigo de esos que ejercen, alguna vez lo he citado aquí, Eduardo Mateos, alguien con cuya generosidad y bonhomía me ha premiado la vida sin esperarlo y con quien me encanta compartir buenos tabacos. Este, el tabaco del mes de abril de 2021, me lo fumé con él.

(Y no es el Quai D’Orsay de la foto).

Tenemos Eduardo y yo la buena costumbre (no tan frecuente como me gustaría), de juntarnos en la terraza de mi casa, para darle candela a un tabaco, abrir una botella de whisky y arreglar el país de cabo a rabo. Lo dejamos alicatadpo hasta el techo. Resulta curioso, lo fácilmente que se encuentra una solución para cualquier problema, entre los vapores del whisky y las volutas del tabaco. Tanto es así, que creo que no sería malo repartir entre los graves asistentes a consejos de ministros tabaco y whisky. Comprobarían que, según desaparecen, en su huella, van apareciendo soluciones.

Eduardo es un poquito tocabolas. Ya sabéis. Su postura siempre se parece bastante al «Tú qué dices, que yo me opongo». Pero yo soy igual, así que siempre resulta divertido y edificante. Al final, generalmente cuando el whisky ha vaciado en nosotros toda su alegría y sólo queda el testimonio vacío de su casco lleno de tristeza, se va a su casa caminando (vive muy cerca), satisfecho y un poquito «violinista sobre el tejado», trazando eses y cantando jotas, perfectamente capaz de convertir en giratoria cualquier puerta.

Es una de mis actividades preferidas para los viernes por la tarde. Una lástima que no pueda ser cada viernes.

LAS TRADUCCIONES

Eduardo es editor. Maneja una pequeña editorial de libro, que saca adelante con mucho esfuerzo, mucha economía de escala y un detallado control de gasto. Es sorprendente, y realmente meritorio cómo un empresario como él, que es buen pagador, que no retrasa los pagos a sus proveedores ni a sus empleados, consigue arañar su beneficio de la maximización de la materia prima y los tiempos, en aspectos que, otros muchos, sobre todo los que tiran de pólvora de rey, desprecian por insignificantes o lo tildan del chocolate del loro. El chocolate del loro puede llegar a ser una buena y generosa taza.

A Eduardo lo admiro y lo quiero y, sobre todo, le estoy muy agradecido porque cuando las cosas me han ido mal, él ha estado ahí para echarme una mano. Para él he traducido del inglés al español unas cuantas novelas ya… ¡Todo Lovecraft! «Agnes Grey», de Anne Brönte y, la última, la más difícil, la que más me ha gustado, pero más me ha costado, «Mansfield Park» de Jane Austen. Novelón.

He sufrido mucho para traducirla. He tardado mucho, me he ido mucho más allá del plazo que Eduardo me había dado, que ya era de por sí generoso, de forma que, me temo, le he hecho sufrir yo a él mucho más de lo que yo he padecido traduciéndolo. Mi gran temor, por supuesto, era defraudarle a él, porque es mi amigo y, como he dicho, lo quiero y lo admiro. Las dos cosas.

Pero Eduardo es un tipo extraordinario y me ha aguantado lo que no está escrito. Ese día de abril, se vino a casa a celebrar precisamente eso: el fin del sufrimiento, la entrega, por fin, de la traducción completa de «Mansfield Park», de Jane Austen, por Javier Blanco Urgoiti. Tenía que pedirle perdón y agradecerle su paciencia y no se me ocurre mejor manera de pedir perdón a un fumador de puros que con tabacos. Valdría como lema comercial de un estanco: «Díselo con puros».

H.UPMANN MAGNUM 46

Pero el tabaco del mes, tampoco es este Allones nº2, edición limitada 2019. Esta caja era para él y seguro que ya se la ha fumado (como debe ser). Para sancionar como es debido la entrega de la traducción, lo hicimos con H.Upmann Magnum 46 (vitola de galera corona gorda, 143 mm x 46). Unos tabacos de anilla antigua que tenía yo por aquí y que, aún me queda alguno.

El whisky es Brenne, francés, regalo de Salvador Blanco y Manu Iturregi. Se lo había prometido a mi madre, pero se estaba evaporando y era una pena, así que… Ya no hay. Mamá, ya te llevaré una botella. Brennes es un whisky ligero, floral, afrutado, que da un sorprendente aroma a piña, a frutal tropical, una nota que Manu me acabó de redondear en el directo que hicimos en instagram, poniéndola en su justo lugar en mi memoria: Sugus azul. Clavado. Es Sugus azul. Increíble, evocador, fresco, sabroso… Muy rico y respetaba tanto al tabaco, a ese H.Upmann Magnum 46, que nos bebimos la botella.

Perdonad que os haya contado así mi vida, pero el tabaco del mes de abril de 2021 no puede ser otro que H.Upmann Magnum 46. Siempre os digo que para ser tabaco del mes en Burkina The Revist se necesita que el cigarro escape completamente al control del master blender: la circunstancia personal, el momento de la fumada, además de la calidad del tabaco en sí, hacen mucho por insertarlo en la memoria, en ese especie de olimpo de los tabacos donde se guardan los inolvidables.

Como comprenderéis, después de todo lo que os he contado, no hay discusión posible: un gran tabaco, un gran habano, uno de mis preferidos, en un formato maravilloso y elegante, la corona gorda, y una ocasión en la que el whisky y el tabaco han cumplido su función de guinda de un pastel de esfuerzo y tesón.

¡Gracias Eduardo! Cigarro del mes de abril de 2021: H.Upmann Magnum 46. Aquí lo tenéis con la anilla actual. Tabaco 100% Vuelta Abajo, Cuba; el precio es 12’50 euros (pvp en estanco a 19 de mayo de 2021, pero podría variar).

LOS QUE SON MIS HERMANOS

Y hablando de amistades, y de amistades que van más allá, y de tipos generosos con los que, sin merecerlo, me ha premiado la vida, para acompañar a Eduardo y al Magnum 46, el mes de abril me ha traído a otros dos señores, porque ya son señores, que son importantes en mi vida.

El primero de ellos, mi primo Álvaro Vital Urgoiti, que es como mi hermano, porque nos hemos criado juntos y al que hemos casado, finalmente, a la tierna edad de 49 años. Esto es un hito en mi familia. Creo que por hoy ya he dado demasiadas explicaciones personales. Después de la dura pandemia, la boda de Coe (el mote familiar de Álvaro), ha sido un buen motivo de reunión de tíos y primos, a los que hacía tiempo que no veía.

Y para pillar un pedo. No os voy a mentir. Alguien traería el coche a casa.

A pesar de los protocolos COVID y todo el coñazo que se deriva de ellos, ambos objetivos, boda y pedo, fueron ejecutados a la perfección y en su forma debida, es decir, culminados como se ordenaba ya en las Siete Partidas de Alfonso X el Sabio y en el Codex Calistinus: con un tabaco.

Se nos están olvidando las buenas costumbres. Yo no sé cómo serán las bodas en Gibraltar. Me imagino que muy divertidas y llenas de monos, pero en este país en las bodas se reparte tabaco, porque el tabaco es el mejor sello de una unión; lo que un tabaco ha unido, no lo separa ni Dios, y es el cenit de toda celebración.

El cigarro elegido por mi primo fue Partagás Coronas Senior Tubo, eminentes, 130 mm x 42, que dio bien su servicio con un sabor clásico, clásico, de la marca cubana. 6’10 euros en estanco (precio a 19 de mayo de 2021, pero podría variar).

Y como quizá… Es posible… No lo recuerdo bien… Pero tal vez me tomé más de un cubata, pues me fumé también más de un tabaco. Todo sacrificio es poco por la felicidad de mi primo-hermano.

Aquí os hablé del lanzamiento del tabaco:

BURKINA THE ÑUS – EPISODIO 4

Creo que es una muy buena opción para bodas de gente ya talludita, por cierto.

OTRO HERMANO

Pues eso, que la cosa va de hermanos, amigos y primos, y gente a la que quiero. Así que el segundo acompañante del tabaco del mes de abril no puede ser otro que el que me acompañó en un esperado reencuentro: después de esta travesía por el desierto que ha sido la parte más dura de la pandemia, me llamó Dani Guerrero y me dijo: voy a Madrid, pero sólo voy a verte a ti.

Y si a mí el Noi me dice ven, lo dejo todo. Poco más os puedo decir. Que me encantó el detalle, que corrí a comer con él, en Argo, nos acompañó Marco Torres, de Wacota (que es quien hizo la foto, por eso es tan buena) y que, por supuesto, me fumé un El Viejo Continente Burkina Edition, el Viejo Burkina.

Que ya no deben de quedar muchos… Por si no lo has probado. Por supuesto, fue tabaco del mes en Burkina The Revist en diciembre de 2019.

TABACO DEL MES – DICIEMBRE 2019

Es un robusto, 127 mm x 52, con capa Nicaragua habano oscura, capote de Nicaragua y tripa dominicana, Nicaragua y Brasil. Su precio es de 10’50 euros en estanco (precio actualizado y hasta fin de existencias que, como digo, ya no debe quedar mucho).

Por cierto, ya os adelanto que Daniel Guerrero será el invitado al episodio 16 de Burkina The Ñus, el podcast, para que estéis atentos a la jugada. Gracies Dani, por tu visita y por tu amistad.

Ya están los tres: tres hermanos y tres tabacos.

4 comentarios de “Tabaco de abril 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.