Umnum Honduras Half Corona: cigarro de octubre 2020 - Burkina

Umnum Honduras Half Corona: cigarro de octubre 2020

Voy tarde, como siempre, pero escribir esta entrada siempre me lleva mucho tiempo y acabo, además, alargándola demasiado. No es que me guste, pero como lo que se trata es de poner un cigarro en una circunstancia especialmente dichosa, pues, al final, me tengo que enrollar. Ando tarde y con indecisión, además, porque este mes de octubre me he fumado a Dios por las patas y mucho tabaco que merecería ser ensalzado debidamente, pero voy a encumbrar a un modesto tabaquito, de los de increíble relación calidad/precio, porque, de todos los que me he fumado, con la inestimable colaboración de mi mujer y de los elementos, creo que es el que mejor rato me ha dado en este mes de octubre 2020: Umnum Honduras Half Corona.

Siempre me veo en la obligación de recordar que para elegir cigarro del mes no cuenta sólo el tabaco, sino la manera en que, al fumarlo, una ocasión se ha convertido en memorable. Y tanto fue así que ¡sólo tengo una foto de ese día, que fue el pasado 31 de octubre! Umnum Honduras Half Corona es un tabaco que yo fumo habitualmente y yo, aunque parezca un friki que está todo el día sacando fotos a todo lo que fuma, la verdad es que no enseño muchos de los puros que fumo.

Algunos me los fumo para mí. Y con mucho gusto.

LA HORA DEL ALMUERZO

Estoy escribiendo una serie, pronto publicaré la segunda entrega, con una selección de tabacos indicados para circunstancias concretas. Trato con eso de ayudaros en ese momento crucial de la elección, que tanto nos cuesta a los fumadores. Elegir uno es descartar el resto.

Ésta fue la primer entrega.

POR LA MAÑANA PRONTITO

La segunda, que ya casi tengo preparada, hablará del almuerzo. Yo hago cinco comidas al día, no tanto porque es lo más sano, lo que recomiendan los nutriólogos, como porque soy gordo. De hecho, mi almuerzo es bien sustancioso. La quinoa no me la han presentado.

Se da la feliz circunstancia, además, de que este mes de octubre, con tanto que llovió cuando tenía que hacerlo, han salido setas a cascoporro. Tanto que hay una invasión de jubiletas en el campo armados de cesta y navaja. Tiene que caminar uno esquivándolos. Mi mujer y yo somos MUY seteros. Ella más que yo. Le pone tanta pasión que va caminando y jurando contra la horda de jubiletas (dejad algo para los demás, arrasáis, mira a ese cabrón con la bolsa de plástico…). Eso sí, somos cautos, como hay que ser, no lo cogemos todo, no destrozamos lo que no conocemos y vamos a lo seguro: aquí, en el soto madrileño, setas de cardo. No las perdonamos.

Éstas son de ayer. Mirad qué ricas.

UN REVUELTO, UN BUÑUELO, UN RAYO DE SOL

Las setas, los caracoles y los fumadores de puros tenemos eso en común: que salimos en cuanto asoma un rayo de sol después de la lluvia. Y eso sucedió el último sábado de octubre. Volvimos a nuestro humilde hogar mi mujer y yo del campo, con una modesta cesta de setas de cardo y uno de los dos, además, no os voy a decir quién, con hambre.

Las setas de cardo se limpian rápido y fácil. Un poco de ajo en la sartén con un chorrete de aceite de oliva del bueno (una puntita de cayena es muy rico también, pero renuncio a él porque a mí mujer no le gusta tanto). Antes de que se dore el ajo, se saltean las setas cortadas en trozos no muy pequeños. Bien de sal y, cuando se reduce el agua propia de las setas, se echan un par de huevos a la sartén. Dos… O tres huevos. Pocas vueltas, lo justo para romper la yema, y fuera. De nuevo, aunque a mí el huevo me gusta prácticamente CRUDO y BABOSO, mi mujer lo prefiere más cuajado. Así:

Un pan payés de hogaza, de miga gorda y corteza dura, tostado, con un chorro de aceite de oliva y un café. Había también unos buñuelos de viento rellenos de crema en la nevera y una calabaza que talló mi hija Ana, con lo que podemos decir que es un almuerzo fusión de costumbres ancestrales, nuestras, con las modernas que hemos importado y contra las que, personalmente, pienso que es inútil y un poco absurdo andar peleando.

Todo esto, con un rayo de sol, es media hora de absoluta dicha en la terraza de mi casa. Y como colofón, un tabaco. A ver qué tengo en el humidor.

UMNUM HONDURAS, CIGARRO DEL MES

Para ese rato dichoso, que para ser feliz del todo tiene que tener un fin, siempre elijo cigarros de formato pequeño. Tengo varios muy preferidos que os contaré en su día, en la entrada que estoy preparando. Uno de ellos es precisamente el Umnum Honduras Half Corona. Nos sentamos al solete, almorzamos, nos comimos un buñuelo cada uno y, después, con el café, mi mujer se encendió un pitillo de esa marca apestosa que fuma y yo le di candela al Umnum.

Tengo que decir que la parte buena del confinamiento, de esta terrible situación y de la prohibición de fumar en las terrazas es mi mujer. Todo esto nos ha demostrado que realmente nos dedicábamos poco tiempo a nosotros, como pareja, y le hemos puesto remedio. Oye, y qué simpática es mi mujer. No tenía ni idea. El Umnum, con el cafesito de mañana, el sol de invierno y la charla con Beatriz formaron un círculo perfecto. Así que no hay duda: es el cigarro del mes de octubre.

No es la primera vez que os lo recomiendo. En agosto del año pasado, entró con los acompañantes del cigarro del mes. Fue en Galicia, con un albariño Lolo y unas sardinas premium con tomate de huerta y chorrete de aceite de oliva. Un aperitivo que me tomé con alguien que sabe mucho de lo bueno de la vida, que es mi madre.

CIGARRO DEL MES – AGOSTO 2019

Pero ya os lo había recomendado antes, en julio de ese mismo año, en una selección de cigarros que hice para media hora:

LA MEDIA HORICA

Desde entonces yo lo incluí en mi habituales. Siempre tengo alguno en mi humidor, porque creo que por 2’10 euros es difícil encontrar un tabaco que te dé una media hora tan rica, con una fortaleza que va de suave a media, que ofrece sabores cremosos, elegantes, dulces y hasta un puntito cítricos. No se puede pedir más por menos.

Formato: 101 mm x 46.
Tabaco: Capa Sungrown (Honduras); Capote, San Andrés (México); tripa, Estelí y Jalapa (Nicaragua) y Jamastrán (Honduras).
Fortaleza: de suave a media.
Tiempo de fumada: Entre 20 y 30 minutos.
PVP en estanco: 2’10 euros (precio a 9 de noviembre de 2020, pero podría variar).

El rato que me dio fue excelente, con un tabaco rico, a buen precio, sin sobresaltos, que merecidamente nombro cigarro del mes de octubre: Umnum Honduras Half Corona.

LA FLOR DOMINICANA RESERVA ESPECIAL EL JOCKO

Ya voy terminando que se me hace muy largo. Tenía muchas ganas de echarle el guante a El Jocko, porque es el cigarro que confirmó el prestigio de Litto Gómez y de su marca de tabacos, La Flor Dominicana que, como habréis comprobado, a mí me gusta mucho y doy mucho la matraca con ella.

Fue Maribel González, estanquera de Bilbao, la que me regaló uno en el mes de agosto y lo tenía ahí, esperando su momento, porque algo me decía que el tabaco, como me pasa mucho con Litto, me iba a dar una lección.

Esta lección está resumida en la cata de un minuto que publiqué en mi canal de YouTube:

Y es que lo ves con esa capa tan oscura, doble figurado y sabiendo que Litto a sus tabacos acostumbra a meterles chica, que te figuras que va a ser una fumada muy intensa. Y yo sé que no es así, pero debí haberme dado cuenta de que yo mismo he publicado que la ligada de La Flor Dominicana Reserva Especial El Jocko es la misma que la del Gran Robusto que tiene un Burkina The Lot otorgado.

LA FLOR DOMINICANA RESERVA ESPECIAL GRAN ROBUSTO

Riquísimo cigarro que, sobre todo, cumple con una expectativa alta. Las expectativas, cuando son muy altas, suelen resultar injustas a la postre, porque no hay nada más fácil que decepcionarse cuando se espera todo. Esperaba todo y el cigarro me lo dio y eso, indudablemente, dice mucho del tabaco.

Y el precio… 8’95 euros en estanco (pvp a 9 de noviembre de 2020, pero podría variar).

MONTECRISTO MEDIA CORONA

Tampoco es la primera vez que os lo recomiendo, ni va a ser la último, a riesgo de parecer cansino, pero no importa repetirme si es al servicio de esta pequeña joya:

Es un cigarro que yo uso habitualmente para cocinar. Lo marido con un vino, lo tengo en la mesa auxiliar de mi cocina y, entre picar cebolla y guisar, voy alimentándome el espíritu con un traguito de vino tinto y una calada de Montecristo Media Corona.

Sabor Montecristo original, con intensidad, maderas, meloso y, a pesar del pequeño formato, evolutivo hacia sabores más oscuros y especiados, cacaos y hasta un punto de pimienta.

Lo que pasa es que esta vez me lo tomé de aperitivo con Jesús Fernández Montes, estanquero de pro de Pozuelo de Alarcón, y con el joven, insultantemente joven y apasionado del tabaco, Álvaro López, tomando una cerveza después de trabajar en sábado por la mañana.

Es un cigarro que prácticamente inauguró Burkina, porque escribí de él en enero de 2016….

MONTECRISTO MEDIA CORONA

Precio por un aperitivo glorioso: 4’70 euros en estanco (precio a 9 de noviembre de 2020, pero podría variar). En este caso, gratis, porque me lo obsequió Jesús.

La lata de cinco, que además es preciosa, 24’50 euros.

Tres grandes tabacos que os recomiendo, si no los habéis probado, y si lo hacéis y no estáis de acuerdo con lo que yo digo, siempre podéis decírmelo en un comentario.

2 comentarios de “Umnum Honduras Half Corona: cigarro de octubre 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *