Una celebración, un tabaco - Burkina the revist Consejos

Una celebración, un tabaco

Hoy tengo una celebración importante. De hecho, espero que me dé tiempo a escribir esta entrada (que lo dudo), antes del momento del día. ¡El tiempo! Que es un cabrón, marca hoy un hito importante en mi vida, tanto que ayer dejé a mi amigo Cristóbal hundido en la miseria cuando, al hilo de otra conversación, se dio cuenta de que mi hijo Rodrigo cumple hoy 20 años. ¡20 años! Cristóbal se quedó medio bloqueado, como si supiera que es verdad, pero no quisiera creerlo. Sólo repetía: «¡Veinte años!» Una y otra vez… «Me estás tomando el pelo»… Y, al poco, intercalaba insultos al padre de la criatura, como si yo tuviera la culpa de que Saturno devore a sus hijos, con otras expresiones de estupor en jerga barriobajera de la rivera del Eresma. Hay que poner una marca en el camino, una señal… Un tabaco.

Y voy a tirar de humidor, que para eso lo tengo lleno… Algunos de estos tabacos llevan mucho tiempo conmigo. Otros no tanto, pero cualquiera de ellos podría poner el rodrigón en la carretera con la dignidad exigida, el problema es el de siempre: elegir un tabaco para una ocasión. No lo voy a hacer yo (que soy un cobarde). Es una de las decisiones más duras para todo fumador de tabacos porque, como decía Zino Davidoff, «elegir es descartar». Al fin y al cabo, el tabaco no está pensado para guardarse, sino arder gloriosamente como «medulas» y convertirse en ceniza: ese es, nunca mejor dicho, su momento cenital.

¡Venas que humor a tanto fuego han dado!

De alguna manera, hoy le vais a otorgar a un tabaco el privilegio de cumplir su función de la forma más completa y grabar, así, en la memoria donde ardía un hito importante: un tabaco, una celebración. Y digo «vais» porque no lo voy a elegir yo. No sé cuánto tiempo queda, pero lo vais a hacer vosotros, en los comentarios. Voy a enseñaros seis cápsulas del tiempo que encontrado y, así, me ahorro yo descartar cinco. Fumaré el que me digáis.

[DOCE HORAS DESPUÉS]

Ya no da tiempo, ni de coña, porque me he enredado (que no quería), pero ya le he dado la vuelta al humidor, lo he sacado todo, lo he limpiado, lo he aireado… Es algo que hay que hacer regularmente. No era la intención hoy, pero esto es como cuando dices «Una caña y me voy a casa» y llegas de madrugada, pedo. Cosas que pasaban antes del toque de queda.

¡Y hay más!

Esto tenéis que hacerlo. Todo lo relacionado con el mantenimiento del humidor está muy bien explicado en el blog de Wacota (ahora os pongo el link), pero, hacedme caso en esto: airea el humidor, límpialo, cambia los cigarros de sitio… Los que están abajo, ponlos arriba y los que están arriba, ponlos abajo. Aquellos cigarros que estén demasiado tiempo cerca del foco principal de humedad se enmohecen y se pueden estropear, sobre todo si la humedad está muy alta. Y, además, aireando, ventilando y volviendo a ordenar, evitas que los tabacos se casen. Así, no hay transmisión de unos a otros.

HUMIDORES WACOTA

Total, que me he puesto a buscar joyas para quemar por el 20 cumpleaños de mi hijo y me he liado…

La entrada ya carece de sentido, porque son las siete de la tarde y la celebración está a punto de empezar… Y ya no me da tiempo. ¿Qué voy a hacer? Resignarme a una realidad del tabaco, que suele salirse con la suya. El tabaco hace lo que quiere y, en este caso, va a volver a ganar.

UN TABACO, UNA CELEBRACIÓN

Había preparado una preselección, una lista de diez convocados (que ya me ha costado mi trabajo) para someterla a vuestra opinión.

Sir Winston de H.Upmann, Cohiba Siglo VI, La Flor Dominicana Small Batch, Davidoff Year of the Monkey, Davidoff Aniversario nº1, Joya de Nicaragua Cinco Décadas Embargo, Trinidad Fundadores y, por supuesto, había sumado a la terna los tres tabacos que son Burkina The Lot: Davidoff Winston Churchill The Late Hour Churchill, Días de Gloria Robusto y La Flor Dominicana Reserva Especial Gran Robusto…

BURKINA THE LOT – CIGARROS QUE ROZAN LA PERFECCIÓN

Con esto, tampoco esperaba una respuesta masiva por vuestra parte, pero, bueno, con que hubiera tres o cuatro comentarios, seguro que tomaba la decisión correcta… Pero ya no me da tiempo. Ni de coña. Y la entrada carece de sentido. Lo que tiene mucho sentido es que vaciéis el humidor de vez en cuando y lo volváis a ordenar. Dejadlo toda la mañana abierto. No os preocupéis por la humedad. Ya subirá de nuevo.

Y con esto, fin de la entrada. No hay votación, pero sí hay celebración, porque mi hijo cumple hoy 20 años, estoy muy orgulloso de él…

Como veis, no hemos mirado en coste a la hora de darle una educación. Los mejores colegios (¿o es la mejor escuela?).

Y esto es lo importante. Lo demás…

¿El cigarro que ha elegido el tabaco en mi nombre para sellar la celebración? Me lo quedo para mí.

No voy a decir ni mú.

10 comentarios de “Una celebración, un tabaco

  1. Roberto dice:

    Pues, yo hubiese votado por Dias de Gloria! Mis mejores deseos para el chico, ojalá y consiga enderezar su camino y se haga del Madrid! Abrazo!

  2. Enrique el Asturiano dice:

    Sabía que sería el Davidoff Ox, demasiados días solo acariciando su capa y mirándolo antes de irte a dormir.
    Felicidades por tu buena elección y para tu chaval que todavía está s tiempo de hacer la carrera universitaria en el Sporting de Gijón.

  3. Luis Miguel Ortega dice:

    Pues estoy contigo, estos días hay que celebrarlos con un cigarro, en mi caso, los cumpleaños de mi hija los celebro con una edición especial Montecristo C, y cada año uno, el problema es que compre caja y media, y quedan unos 7 y mi hija tiene 9 años….por lo que debo haber celebrado de más..je…

    • JAVIER BLANCO URGOITI dice:

      Coño, Montecristo C… Corona gorda, creo recordar, Edición Limitada de 2002 o de 2003… Es de las primeras. Buen tabaco. Quién lo pillara. Vente a casa a celebrar el cumpleaños de tu hija cuando quieras. UN abrazo

  4. Fuica dice:

    Uf, mucha calidad tienes tu por ahi. Yo cogeria el Vegafina 1998. Si el Romeo y Julieta que tienes es el mille fleur, yo me pensaria cogerlo; ayer le di fuego pensando que iba a ser la leche y menuda decepcion. No quemaba, no tiraba, se apagaba, escamaba. Primero de la marca que me sale malo, la verdad…

    • JAVIER BLANCO URGOITI dice:

      Es un producto hecho a manos y está sujeto a fallos. Yo no puedo hablar mal de Romeo y Julieta, desde luego. Mi experiencia también es excelente con ese tabaco. El otro día, un Cazadores que estaba un poco duro de tiro, pero, vamos, me lo fumé tan ricamente. Un abrazo

      • Fuica dice:

        En tal caso, que opinas de meterle una aguja de ganchillo para abrirle el tiro? Venden productos especializados, pero no termino de creérmelo

        • JAVIER BLANCO URGOITI dice:

          Pues que a veces no es la solución. Yo nunca lo he probado. Tienes uno que se llama Perfect Draw. Yo lo tengo aquí, en el cajón. Siempre que lo veo, me meo de risa, pero porque me trae buenos recuerdos. Ahora, yo no lo he usado nunca. Al final, tienes que pensar si te gusta a ti hacerlo y, si es así, hacerlo independientemente de lo que yo piense. Te puedo garantizar que hay un tabaquero, uno bastante famoso, que pincha todos sus cigarros. Todos. Antes de saber si tiran o no (y los suyos tiran todos). Pero a él le gusta así. Entra más aire y rebaja la fuerza. Prueba y me dices. Un abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.