The Commander - Burkina the revist Limitada de Davidoff

The Commander

Lo cierto es que he estado a punto de no publicarlo porque para la cantidad que viene… Es poca. Muy poca. Casi no merece la pena. Lo que pasa es que ya estoy viendo por redes sociales a gente que lo está enseñando, algo que, de todas formas, resultaba del todo previsible. Así que me he decidido a publicarlo, porque es un gran tabaco, porque quizá si lo publico tengas suerte y consigas alguno y porque he tenido la suerte de fumarlo y es un tabaco maravilloso: Winston Churchill The Commander EL 2021.

Ventajillas de BA. Lo fumé ya hace tiempo. Uno que me cayó en la mano por ser majete (y estar allí). Esa combinación, tan afortunada a veces, de oportunidad y gracejo que adorna a la fauna plumífera. Porque ahora estás en Burkina The Revist ¡y no estoy escribiendo como brand ambassador de Davidoff! Lo estoy haciendo como el periodista independiente que soy.

En realidad, es una advertencia injusta. No creo que tenga que explicarlo. Sólo hay que darse una vuelta por el blog para ver que yo trato a todas las marcas (que me gustan) por igual. Y de las que no me gustan, no escribo. Pero, bueno, no está mal recordarlo. Siempre habrá quien dude, pero no me voy a rasgar las vestiduras por eso. Tampoco lo voy a pelear más. Burkina se llama así porque pretende ser un territorio de libertad. Y la libertad tiene sus riesgos.

POR QUÉ BURKINA

THE COMMANDER

He creído necesaria la advertencia, pero la entrada, en realidad, empieza aquí. Lanzamiento oficial, en España, del nuevo Winston Churchill The Commander Edición Limitada 2021. Formato toro (152 mm x 52), que llega en estas preciosas cajas de 10 unidades.

Aunque, como digo, en muy poca cantidad. De hecho, si tienes confianza con tu estanquero de cabezazo, dile que te guarde alguno porque van a volar. Y eso a pesar de que el precio, que en mi opinión no es caro, es elevado: 21’50 euros por tabaco (pvp en estanco a 3 de agosto de 2021 y no creo que cambie, porque cuando se terminé, no habrá más).

Los vale. Cada euro de ese tabaco.

Aquí me podéis ver disfrutándolo con unos amigos:

La capa es Habano Ecuador, el capote dominicano y en la tripa, de nuevo, como está haciendo Davidoff en sus últimas ediciones especiales, encontrarás CINCO tabacos: dos hojas de ligero, una de viso y una de seco dominicanas y un viso de Estelí, Nicaragua. El resultado es un tabaco de intensidad media a medio-fuerte complejo, equilibrado, sabroso y largo. Una maravilla (a la hora de utilizar esta palabra, que es la única que me viene a la cabeza, es cuando os debo recordar que ahora mismo no soy brand ambassador de Davidoff en España, sino periodista).

Tanto, que voy a hacer algo que no pega nada con mi chacabana negra de Davidoff: decir un taco. Una puta maravilla.

CATA SENSORIAL

Me lo fumé y no tomé notas. Soy medio lelo. Lo hice porque, en realidad, como os he dicho, no tenía intención de publicarlo, así que me senté con mi amigo Eduardo Mateos, me puse un gintónic (tal vez, dos) y me dispuse a disfrutar del tabaco y ya. ¡Y más na! Que en realidad es para lo que sirve el tabaco. No es para que lo analicéis, ni para que le busquéis la nuez moscada. Es para sentarte con un colega, ponerte un trago y dejar que el cigarro que alargue ese tiempo que es para ti.

Y disfruté mucho de The Commander. Como hay que hacerlo: relajado, a gusto y hablando de política con Eduardo.

De todas formas, aquí tenéis la cata oficial de Davidoff, por si queréis leerla. Traduzco para los de Cuerva, Toledo: Earth es tierra; leather, cuero; nuts, nueces (aunque en argot se refiere también a una parte de la anatomía masculina); dry fruits es fruta deshidratada; cream, crema (hasta en Cuerva lo saben); especias, caramelo y cacao.

Pero eso es un resumen esquemático, nada más. Este tabaco es una montaña rusa de sensaciones y no se limita sólo a esas ocho notas. De todas formas, si consigues hacerte con uno de estos (y se lo digo a Katy Zaragoza), córtalo, enciéndelo y disfrútalo durante una hora y media, como hice yo, fumando despacio y en la mano. Disfrútalo y punto. Y déjale la bergamota a los profesionales, como David Cagigas. Él es muy bueno en eso, pero no todos podemos ser como él.

Ésta es la nueva limitada, limitadísima, de Davidoff, un homenaje a la faceta de comandante, quizá una de las más conocidas, de Sir Winston Churchill. En mi opinión, quizá porque dura más, con este toro The Commander han superado al glorioso The Traveller, que lanzaron hace dos años, que era un robusto.

UN DAVIDOFF EN BUENA COMPAÑÍA

Aunque la caja del de 2019 molaba más. De hecho aún la tengo y la uso. Con un sobre de bóveda va de lujo para mantener diez robustos en buenas condiciones. Suerte en la caza. Yo me voy a poner a ello en cuanto suba la entrada.

2 comentarios de “The Commander

  1. Kati Zaragoza dice:

    Gracias!!! Espero no perdérmelo. Hablaré con Diego!! Así hago con los puros que me fumo, encender y escuchar. Con muchísima atención. Un abrazo enorme

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *