Live Night Partagás - Burkina the revist

Live Night Partagás

¿Qué os voy a contar de la «Live Night Partagás» que no sospechéis ya los que no pudisteis ir? Pues que fue un fiestón. De hecho, yo me escabullí cerca de las tres de la mañana, pero allí dejé a una mesnada bien nutrida de gente de esa maravillosa clase que, aferrada al vaso, hay que tirar de manguera a presión para que se vayan a su casa… Cuando me marché, no se les intuía siquiera intención de hacerlo. La mejor gente para una fiesta, claro.

Y es que había ganas, muchas ganas, y eso se nota y es un factor que viene añadido al tremendo poder de convocatoria de Habanos y, desde luego, a la excelente organización de la fiesta. La expectativa, y voy a tirar como hago siempre de Don Cormac McCarthy, es un arma de doble filo: «Más alegría que en la taberna hay en el camino que lleva a ella«.

Había ganas, había expectativa, pero, en este caso, al contrario de lo que dice Don Cormac, fue una expectativa plenamente saciada. Fiestón, sin duda, de esos que, cuando terminan, piensas ya en la del año que viene. Después de todo lo ocurrido en el último año y medio, creo que todos los presentes estábamos de acuerdo en que nos merecíamos algo así.

Hay que dar las gracias a la gente del Club Pasión Habanos por ser valientes y organizarla y, desde luego, la enhorabuena por el resultado. Fiestón.

PARTAGÁS LEGADO EL 2020

La excusa para juntarnos a todos, una muy buena excusa, era el lanzamiento oficial de Partagás Legado Edición Limitada 2020, pero lo primero, quizá, que hay dejar claro al respecto de está nueva limitada de Habanos es que aún no está a la venta. Que nos conocemos. No salgáis corriendo al estanco a comprarlo que todavía no ha llegado. Vendrá, seguro que dentro de no mucho, y lo leerás en Burkina The Revist, pero todavía no está.

El tabaco fue presentado en el último Festival del Habano presencial, justo antes de la pandemia, en el año 2020.

XXII FESTIVAL DEL HABANO – LAS NOVEDADES

Os lo conté ese día. Es la única limitada de 2020 (ya sabéis que, normalmente, vienen de tres en tres), pero Legado va a tener todo el protagonismo de las esperadas limitadas de Habanos este año. Es un hermoso nº2 (157 mm x 48), como el Quai D’Orsay Senadores EL 2019, la misma vitola de galera, con ese calibre contenido que es una alegría y soplo de aire fresco, al menos para mí.

Yo tengo que decir que no me los fumé. Mi experiencia, por suerte larga en las fiestas de Pasión Habanos, me dice que el tabaco llega agitado del viaje y que conviene darle un descanso. No mucho, que no hace falta esperar dos años. Un par de semanas o tres en el humidor de casa para que los sabores reposen. Aquí los tengo.

Dos tesoros. Y, por si te lo está preguntando, la respuesta es sí: voy a disfrutar mucho de ese rato, sin prisa, cuando le llegue su momento, pero con un amigo. Porque el tabaco promete ser excelente, de esos que sólo pueden mejorar con un poco de reposo y una compañía bien elegida.

Mucha gente prefirió fumárselo in situ. Y no era mala opción, ni mal lugar, allí en el estadio Metropolitano. Los comentarios que fui recogiendo, de unos y otros (incluido más de un vikingo recalcitrante) fueron muy positivos: Partagás Legado es un Partagás con todas las letras: dulce y con carácter. Aunque, para saberlo, sólo era necesario meterle la nariz y percibir su aroma a establo y a miel. Culito de vaca.

Por suerte (para mí, para él quizá no tanta), tuve en la cena sentado a mi lado a David Cagigas, Finito de Santoña, que además de querido amigo y sabueso infalible del tabaco, el vino y los destilados, es el tipo con mejor criterio que yo conozco. Es posible que pronto nos hable de Partagás Legado en el podcast, así que voy a dejar que hablen los profesionales.

FIESTÓN

Tampoco tiene mucho sentido que ahora me deshaga en halagos con el tabaco porque no sabemos cuándo estará a la venta. En su momento, como hago siempre, tendréis el destripe completo de sus aromas y sabores. Lo que si tiene es precio: serán 21’00 euros. Cuando llegue, insisto…. ¡Que todavía no ha llegado! No me canso de decir que la ansiedad y la prisa son incompatibles con el mundo del tabaco.

Por lo demás, un fiestón. No me extraña nada que las entradas se agotaran en medio día. Para la próxima, la del año que viene, ya podéis andar al loro y estar preparados para pillar una entrada o dos nada más anunciarse su venta, como si fuera esto el último concierto de los Beatles, con Lennon y Harrison redivivos.

Muchos amigos, mucha gente a la que saludar… Muchos fieles lectores de Burkina The Revist… Gracias por vuestros ánimos, muy bien recibidos siempre. En un entorno incomparable, porque opiniones futbolísticas aparte, el estadio Metropolitano es una pasada de sitio para una fiesta así.

Y como colofón de oro, encima, concierto de Los Secretos…

El Live Night Partagás fue, en definitiva, lo que prometía: un fiestón. No sé si os lo he dicho ya. La entrada eran los 100 euros mejor invertidos del año: buen tabaco, muchos amigos, muchas ganas de pasarlo bien, un estadio majestuoso, la cena fue estupenda (muy rica y en la justa cantidad), buen ambiente, un conciertazo y, por supuesto, copas.

¿Qué más se puede pedir¿ ¿Verdad, Pedro?

Quizá una cosa: que los madridistas, al menos, se hubieran descalzado para pisar el escudo. Pero eso es otra historia.

5 comentarios de “Live Night Partagás

  1. Pedro Merino dice:

    Estuvo espectacular y los atléticos como nosotros estuvimos doblemente en casa. Un éxito del club Pasión Habanos. Lo único malo es que se acabara.

  2. Dídac Reolid dice:

    «Más sabe el diablo por viejo que por diablo». De todas formas tu autocontrol es digno de buen Mahouista, con ese pinton la mayoría de los mortales le hubiéramos metido candela a uno. A ver que nos cuenta David en las Ñus!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *