Puros caros: ¿merece la pena? - Burkina the revist

Puros caros: ¿merece la pena?

Tengo que suponer que con los acontecimientos «hiperinflacionistas» de los últimos meses, no pocos de vosotros os habréis hecho esta pregunta: ¿merece la pena pagar tantos euros (los que sean) por un tabaco? ¿De verdad son tan caros los puros? Por supuesto, mi idea de hoy es abrir el debate… Pero no lo voy a hacer pelado. Primero lo voy a encauzar.

¡Abro el debate! En los comentarios, por favor, que los comentarios me dan SEO y el SEO es para mí como el taladro: no sé cómo se usa, ni para qué coño sirve, pero nunca falta en casa.

¿Merece la pena? La respuesta es mucho más sencilla de lo que parece porque lo que no es posible es medir la satisfacción de fumar un tabaco en términos puramente matemáticos. Es una ecuación con demasiadas variables, todas ellas muy personales, y no existe una fórmula que atribuya un valor numérico al placer para, después, poder dibujarlo en una gráfica (a ser posible bien enhiesta). Ese planteamiento es simplista y fácil de asumir, pero es falso… Esto pasa mucho en el telediario.

Un tabaco de 5’00 euros me ofrece una satisfacción que valoro en diez puntos, por tanto un tabaco de 500’00 euros debería satisfacerme cien veces más.

No, amigos. Eso no funciona así. De hecho, la respuesta es mucho más sencilla: si tú te has planteado alguna vez si merece la pena pagar 500 euros por un tabaco, la respuesta es «a ti, no te va a merecer la pena». Ahórratelo porque te vas a gastar un pastuzo en una casi segura decepción. Estos tabacos están destinados a la gente que NO se hace esa pregunta.

LA ZORRA Y LAS UVAS

La tendencia, en general, es a hacer como la zorra con las uvas: cuando ve que no están a su alcance, las desprecia convenciéndose a sí misma de que no están maduras. No caigáis en esa tentación, porque os estaréis haciendo trampa en el solitario y eso es muy triste. Planteaos la siguiente afortunada situación: llegas a tu estanco de cabezazo y, al entrar en la cava, saltan todas las alarmas porque resulta que eres el CLIENTE UN MILLÓN DE ESE DÍA.

– Enhorabuena, cliente un millón de hoy. Te puedes llevar la caja de tabacos que tú elijas.
– ¿La que yo quiera?
– ¡Sí! ¡La que tú más desees! ¡Elige!

Es una fantasía, por supuesto, porque regalar tabaco con fines comerciales es ilegal en España, así que esta promoción sólo podría ser cierta en el caso de que la caja estuviera vacía. No hace falta que lo diga.

Para el caso, lo mismo da ser cliente un millón del día o que salga un genio de una lámpara y te conceda tres tabacos. No respondáis si no queréis… Con todos mis respetos a Farias, que es una marca a la que tengo un cariño especial, ¿cuántos de vosotros la elegiríais?

A esto se le llama «segmento aspiricional», tabacos que desearías poder comprar. Cuando te los regalan, no los rechazas diciendo: «Déjalo, que no merece la pena».

EL PRECIO DEL TABACO

Para el común de los mortales, dependiendo de tu poder adquisitivo y de la cantidad de tabacos que fumes al día, hay alrededor de 5.000 referencias a la venta en las cavas de precios que van desde los tabacos mecanizados (hechos a máquina) y los mazos de tripa corta y media, de 0’50 a 3’00 euros, más o menos, hasta los tabacos premium, del segmento lujo, hechos a mano, tripa larga, de hasta, digamos, 30’00 euros por unidad.

En adelante, salvo que alguno de vosotros tenga algo que objetar (que no me extrañaría), vamos a considerar que la categoría «TABACOS DE SUPER LUJO y HASTA LUJO EXTREMO«, el segmento aspiracional, comienza en ese precio por tabaco: 30’00 euros. De ahí, para arriba.

Una cosa más, antes de abrir el debate. El precio de venta al público de un tabaco se obtiene a partir de un escandallo de los costes, como cualquier otro producto manufacturado, pero, para el caso del segmento aspiracional, debéis olvidaros de márgenes comerciales, pago de las materias primas, logística, embalajes, coste laboral, tiempos de añejamiento… ¡Incluso de los impuestos que, hoy por hoy, componen prácticamente el 40% del PVP del puro! Esto os lo explico otro día, si queréis que hagamos una sesión de suicidio colectivo. Hoy hace demasiado calor para flagelos y me da pereza.

El precio FOB, el cálculo de los márgenes de los intermediarios, el voy pelado pero quiero ser competitivo y toda esta mierda, al segmento aspiracional se la pela grandemente: un tabaco de súper lujo vale exactamente lo que el consumidor esté dispuesto a pagar por él. Nunca menos. Y aún voy a decir otra cosa: cuando tú vendes un tabaco por 150 euros la unidad y hay gente en el mundo dispuesta a pagar por ese mismo cigarro 180 euros… Pierdes dinero.

ABRO EL DEBATE

Yo lo veo así, pero, por supuesto, acepto que tú pienses justo lo contrario y lo expreses en los comentarios. Ahora sí, abro el debate. Si me lo preguntas a mí, yo no me hago esa pregunta, «¿merece la pena pagar tantos euros por un tabaco?«, sencillamente porque no me lo puedo permitir.

También os voy a confesar una cosa: cuando Tabacalera anunció la presentación del humidor de Montecristo Carmen… Mirad qué belleza:

CARMEN, EL MITO DE MONTECRISTO

Precio: 30.000 euros. Son 100 tabacos, pero no creo que sea justo decir que el precio por unidad es de 300 euros. Esta pieza tiene un valor añadido extra muy superior al mero hecho de fumarse los puros con los colegas. Aunque, en el fondo, los puros son para eso.

Como decía, cuando lo anunciaron, a la buena gente de Tabacalera les recordé que el 16 de julio era el día del Carmen y que mi tía Carmen, en fin… Ella no merece menos… Les pregunté si tenían la dirección de casa y me dijeron que sí.

Que la tienen…

– La tenéis, entonces… La dirección, digo… La de mi casa.
– Sí, sí. La tenemos.

Se oyen como unos grillos… Cri cri cri… ¿Lo oís vosotros? Cri cri cri…

En fin. Abro el debate, pero, antes, por si os diera por limpiar la plata y, al frotar una lámpara de vuestra abuela, se os apareciera un tipo con cola de espermatozoide ofreciéndoos cinco tabacos…

Estoy más que seguro de que el primero iba a ser el Ferias, más los tres que están recomendados con un BURKINA THE LOT:

BURKINA THE LOT – SALVOCONDUCTOS

Pero, para el quinto, aquí os dejo unas opciones, como siempre, ordenadas de menos a más… De menos a más valioso.

Sólo un detalle más. Yo he establecido el segmento aspiracional a partir de los 30’00 euros y lo he hecho así, como se dice en lunfardo, de mi flor, pero no existe una división nítida entre el segmento premium y el super premium. En España, como os he dicho, están dados de alta hoy unas 5.000 referencias, de las cuales sólo 88 superan los 29’99 euros… No llega ni al 2% de la oferta. Son tabacos que se pueden comprar sueltos. No están incluidos los humidores ni las piezas de coleccionista, como el Montecristo Carmen porque, como he dicho, es otra división con otros valores añadidos.

Además, en estas 88 referencias de tabacos de precio superior a 30 pavos que se pueden comprar en estancos por cigarros sueltos, están incluidas algunas series limitadas y especiales que, hoy por hoy, están agotadas y los tubos, que hacen que algunos tabacos aparezcan dos veces (con y sin tubo). Si las suprimo la cosa se queda en 55 tabacos: Arturo Fuente, Bolívar, Cohiba, Davidoff, La Flor Dominicana, Montecristo, Plasencia, Romeo y Julieta y Trinidad.

TRINIDAD REYES – LA DEMANDA

Para no desanimaros mucho, empiezo con el precio más reducido de Trinidad: Trinidad Reyes, 32’00 euros (precio en estanco a 2 de agosto de 2022 pero podría variar… Sí, sí… No es broma).

Es un tabaco pequeño, para un fumada de media hora, vitola de galera Reyes, de 110 mm x 40. En Burkina The Revist he hablado mucho de Trinidad (sobre todo de Trinidad Coloniales, mi vitola favorita de la marca), tanto que, incluso, Trinidad Esmeralda fue El Pepinazo 2020, mejor cigarro del año para los lectores de este humilde blog.

EL PEPINAZO 2020 – LISTA COMPLETA

Sobre el reposicionamiento de la marca, que ha multiplicado su precio por cuatro, algún comentario he escuchado que (lo digo con todo el respeto) creo que no es muy acertado: ¿por qué tengo que pagar 50’00 euros por un Trinidad Vigía cuando hace dos meses pagaba 12’50 euros?

La respuesta a esta pregunta también es sencilla: no tienes que pagar nada que no quieras.

Trinidad es, probablemente, la marca cubana cuya demanda más ha crecido en los últimos años. En mi opinión, hay un par de falsos mitos que han provocado un estado de ansiedad en ciertos puntos del globo por ella: es cierto que se fabrica en El Laguito (como Cohiba) y también que Trinidad Fundadores, que sigue existiendo (precio 65’00 euros) se diseñó en 1969 como regalo de estado, pero ni es Cohiba ni es la segunda marca de Cohiba.

Es Trinidad. Con su ligada, su marca, su anilla… Un tabaco excelente, riquísimo, de fortaleza media muy compleja, pero si quieres fumarlo, que no es obligatorio, ahora los precios van desde ese Trinidad Reyes a 32’00 euros hasta Trinidad La Trova (que aún existe) por 79’00 euros. Si no quieres, hay muchas alternativas, tanto cubanas como de otras denominaciones de origen.

Y, aunque te parezca increíble, la subida de precio no ha disminuido la demanda.

UN PLASENCIA ENTRE LAS FIERAS

En realidad es una edición limitada, pero acaba de salir… ¡Está saliendo en este momento hacia el estanco! Entre esta semana y la que viene, lo tendréis a vuestra disposición: Plasencia Year of The Tiger. Precio en estancos: 40’00 euros (pvp a 2 de agosto de 2022 y podría variar, aunque de momento viene poco).

Una preciosidad que yo aún no he podido probar, pero que su creador, Néstor Andrés Plasencia, describe textualmente como «Smooth and flavorful is the best way I can describe the Year of the Tiger. This medium strength cigar delivers notes of chocolate, nuts, and some initial spiciness«. Queda claro que es fortaleza media, lleno de sabor, muy equilibrado, con notas de cacao, frutos secos, especiadito al inicio…

Con este Year of the Tiger, Año del Tigre, es la segunda vez que la familia Plasencia se une a la celebración del Nuevo Año Chino, aunque haya llegado en el mes de julio (seguirá siendo el año del tigre hasta febrero de 2023 que empezará el preferido de mi perro: el año del conejo). Cien por cien tabaco nicaragüense con ¡diez años de añejamiento!… ¡Ojo! Diez años de añejamiento.

Aquí una foto robada a Cigar Journal. Gracias compañeros:

Limitado y escaso, sólo se han fabricado 6.250 cajas, de ocho tabacos cada una, de las que 2.500 se han ido directas al mercado USA. Es un formato toro gordo de 158 mm x 54, no sé cuántas cajas han llegado a España, pero muy pocas. Calidad, gran tabaco, procesos de añejamiento largo, tirada limitada, preciosa presentación… Tabaco aspiracional a un precio de 40’00 euros por cigarro.

Pero tampoco es obligatorio fumarlo…

LA FLOR DOMINICANA SALOMÓN ÚNICO: PURA ARTESANÍA

La Flor Dominicana es especial, es distinto a todo. Te puede gustar más o menos, eso es muy personal, pero tienen algo muy difícil de conseguir: un estilo propio. El Salomón Único de la Flor Dominicana es el epítome de la artesanía.

Este, con el angelote, lo tengo yo en casa… Me lo voy a fumar, no lo dudéis. Y cuando me lo fume, os lo contaré, porque ahora mismo no os puedo decir ni la fortaleza. Me lo regalaron en Procigar, en una cajita individual con mi nombre, porque me apunté al tour de La Flor Dominicana. En la fábrica, además, tuve ocasión de asistir a su proceso de fabricación: las figuritas se cortan a mano, una a una. Litto Gómez tiene ahí a una pareja de auténticos artistas que crean los diseños, los recortan de las capas a mano alzada y los pegan en el cigarro.

Es flipante.

Salomón Único, porque cada tabaco es diferente, cada uno de ellos es una obra de artesanía pura. Formato doble figurado de 177 mm x 64 (en su punto más grueso), todo el tabaco es dominicano, de la finca La Canela pero, como se puede apreciar, la capa es de lo más variada, incluida la capa candela (que aunque es verde, no es amarga).

Cada tabaco cuesta 45’85 euros en estancos (pvp a 2 de agosto de 2022, pero podría variar).

ARTURO FUENTE OPUS X 20th ANNIVERSARY BELIEVE

Lo único malo de este tabaco es que tienes que llevar el nombre apuntado en un papel. O enseñarle el blog al estanquero. Lo demás, creedme que yo lo he probado, es sencillamente glorioso. Empezando por la presentación:

El que ha llegado a España se llama «Believe» (Creer), que es un nombre muy de Fuente, porque siempre están apelando a la emoción con sus presentaciones y sus discursos en público. Es un robusto largo, de 143 mm x 52, de ligada no declarada. Sólo sabemos que la capa es Dominicana, es decir, del Chateau de La Fuente, en Bonao, al sur del valle del Cibao.

El tabaco conmemora el vigésimo aniversario del nacimiento del mítico Opus X de Arturo Fuente, que ya de por sí es un tabaco de precio elevado, así que os podéis imaginar: 49’20 euros por tabaco en estanco (pvp a 2 de agosto de 2022, pero podría variar). De hecho, no hace mucho que ha variado, porque yo lo compré por 44’00 euros y pico, ya no recuerdo si fue en el mes de marzo.

Un tabaco súper equilibrado, de intensidad media, pero muy compleja, de sabor muy largo, divertido y con un final glorioso. Probablemente uno de los mejores que me he fumado este año.

DAVIDOFF ORO BLANCO: EL CIGARRO SOÑADO

Por supuesto, no podía faltar. Quizá sería más sensato, pasar por Davidoff Royal Release, la línea regular de súper lujo de La Maison, pero como estoy tratando de responder a esa pregunta, aunque sea un salto significativo en el precio, creo que debo hablaros de Davidoff Oro Blanco: 530’00 euros por unidad.

He tenido la suerte de fumar algunos e, incluso, de regalar algunos, porque el entonces maestro de ligadas de Davidoff, Eladio Díaz, diseñó ese tabaco para su 60 cumpleaños y tuvo el inolvidable detallazo de regalarme un macito del prototipo, con la anilla de su cumpleaños, que yo, por supuesto, me dediqué a repartir entre los amigos.

Porque regalar tabaco es regalar amistad, pero regalar tabacos de 500 pavos es convertirte por un momento en el Papa Noel del tabaco. Con barba y todo (aunque el pelo ya lo he donado).

En aquella época barbada, jo jo jo, pensé que una buena manera de responder a la pregunta «¿merece la pena…?» era regalarle un Oro Blanco a David Cagigas, para que le metiera el naso como sólo él es capaz de hacer. El resultado:

MIRAME CUANDO TE HABLO – DAVID CAGIGAS – DAVIDOFF ORO BLANCO

Un formato de 165 mm x 54, Davidoff Oro Blanco está hecho al cien por cien con tabacos dominicanos, pero no cualquier tabaco. En la tripa lleva siete hojas. Algunas de ellas se han pasado en la paca añejando durante veinticinco años. ¡Veinticinco! Ese tabaco ya no existe ni existirá. Y cuando se acabe el Oro Blanco, se acabó. No habrá más, salvo que se vuelvan a alinear los planetas.

Y si me vais a preguntar, como hizo una vez un chaval, si hay alguien en el mundo capaz de desembolsar 500 euros por un tabaco, os responderé lo mismo que le dije a él: los que compran Davidoff Oro Blanco no se llevan un tabaco.

Se llevan diez.

¿COHIBA NO ESTÁ?

Supongo que os habrá llamado la atención que no haya incluido en esta larga entrada ningún Cohiba. Sólo voy a decir una cosa: Cohiba Siglo IV, la corona gorda (143 mm x 46), es uno de mis cigarros totem y cuando, cantando en el metro con la guitarra, en la estación de Nuevos Ministerios, recaude lo suficiente, iré a un estanco a pillarme alguno. Son 53’00 euros por tabaco, es verdad, pero yo ni me planteo si merece la pena.

Si puedo, me daré el capricho.

San Francisco Javier es el 3 de diciembre, por si algún devoto o devota quiere hacer una manda.

Lo que ha pasado con Cohiba en este último mes era de esperar, hacía tiempo que el rumor estaba en el mercado cada vez más presente y con más peso y, en verdad, no creo que se necesiten más explicaciones. Aquí dimos unas cuantas un grupo de sesudos frikis del tabaco con Reinhard Pohorec al frente:

SUBEN LOS PRECIOS

Cohiba es la marca de tabacos más conocida del mundo, y la más falsificada (que en eso lleva su castigo). Como marca, no creo que haya ninguna otra en ningún otro sector tan poderosa como Cohiba. Si tú le preguntas a cualquiera en la faz de la tierra, a alguien que no haya fumado en su vida y que no tenga interés alguno por el tabaco, por una marca de puros…

Podría ser que alguno dijera Farias, que de todo hay en el mundo, pero lo normal es que, a la inmensa mayoría, la primera marca que le viene a la cabeza es Cohiba.

UBER LUXURY CIGARS

Uno más. Este NO SE VENDE EN ESPAÑA. No vayas al estanco a por él que no está. Quizá, si este verano viajas por Europa, te lo encuentres en alguna cava del extranjero, porque el tabaco sí está distribuido, aunque sólo en puntos de venta muy exclusivos. Si no entiendo mal, ahora mismo está a la venta sólo en un formato y sólo en Suiza, Bélgica y Estados Unidos. El precio recomendado de venta es de 94’00 euros (94’00 francos suizos y 86’00 dólares): Meerapfel RIchard Master Blend Double Robusto (146 mm x 52).

Se ha presentado como UBER LUXURY CIGARS con este vídeo que protagonizan Jeremiah Meerapfel, alma del proyecto, y el mismo Reinhard Pohorec.

¿Qué vende este tabaco para venderse a ese precio? Muchas cosas, por supuesto, pero sobre todo una: exclusividad. Son 613 cajas de 25 cigarros para todo el mundo. Todo lo demás, se puede llegar a suponer por la trayectoria de la familia Meerapfel en el tabaco, pero no se ha facilitado información sobre la ligada ni tampoco sobre el fabricante, aunque sí que el país de procedencia es República Dominicana y que el tabaco, todo o parte de él, ha sido sometido a un añejamiento superior a veinte años.

La presentación también es exquisita.

Los Meerapfel son muy conocidos, y reconocidos, en el mundo del tabaco por la famosa capa de Camerún y por su relación de socios con Arturo Fuente, pero la historia de la familia en el tabaco se remota a mucho tiempo atrás, como cultivadores de tabaco, comerciantes de tabaco en rama y, además, antes de la Segunda Guerra Mundial, como fabricantes de puros.

De hecho, este primer tabaco está dedicado al padre de Jeremiah Meerapfel, Richard Meerapfel, que murió en 2003, pero la idea de la marca es ir lanzando nuevos formatos, limitados a 613 cajas de 25 unidades al año, con vitolas clásicas: corona gorda (143 mm x 46), lancero (190 mm x 40), robusto (124 mm x 50), lonsdale (170 mm x 43), churchill (177 mm x 47) y pirámide (156 mm x 52, figurado), cada uno de ellos con el nombre de un antepasado.

TABACOS DE UN MUNDO LUJOSO

Este es el debate y creo que los ejemplos que os he puesto son bastante variados y no se limitan únicamente a Cohiba. Ahora me encantaría escuchar vuestra opinión: ¿qué hace de un tabaco un producto aspiracional? ¿Hasta qué precio estás dispuesto a pagar por un tabaco? ¿Es sólo una cuestión de precio o de marca? ¿El precio elevado y la marca suman emoción a la fumada? ¿Cuánto contribuye la presentación del cigarro en la satisfacción del consumidor? ¿Has fumado alguna vez alguno de estos tabacos (o algún otro de los que yo he omitido)? ¿Qué te ha parecido?

Te lo voy a preguntar: ¿merece la pena? Por supuesto, es una pregunta trampa.

Independientemente de la parte de la satisfacción que es atribuible al propio fumador, muchas veces las grandes expectativas producen grandes decepciones, pero hay un punto que no es discutible: la calidad. En general, estos tabacos deberían estar sometidos a procesos de fermentación y añejamiento largos y costosos, sus hojas son las más seleccionadas y tanto la construcción como la presentación sólo pueden ser impecables.

Sin tacha.

14 comentarios de “Puros caros: ¿merece la pena?

  1. Enrique el asturiano dice:

    A la pregunta de si son tan caros los puros y si merece la pena ser pagado su precio, yo responderia que depende.

    Primero, de la capacidad adquisitiva de quien los va comprar, que si te apellidas Stallone no vas a perder un segundo pensando si la inflacion es la causa de mas caros o que ahora los torcedores usan crema de manos L,Occitane que es un plus en perras .

    Segundo, de la aficion que tenga el consumidor que va a comprar, los hay aficionados a las bicis q gastan en piezas de titanio lo qe no tienen.

    Tercero, de las valoraciones personales de cada uno respecto a cada cigarro, contrapresracion que te van a dar por su precio y si estas dispuesto a aceptar que el mismo cigarro que ayer valia 13 euros haya pasado a 50 eurazos, por muy VIP y chuli que ahora sea fumar uno de esos, especialmente en publico.

    Cuarto, quinto…. Muchas mas razones pero ya solte un toston bueno.

    Pasa buenas vacas,

    Enrique

  2. dmos dice:

    Todo va en función del público al que vaya destinado. El otro dia pasé por Magallanes y no había habanos… a mi me afecta poco, porque realmente, están fuera de mi alcance, y es que realmente ni miro las vitrinas, pero por lo que se ve, hay mucha gente a la que no le importa y de hecho están mas que gustosos de pagar dicha cantidad de dinero… gente que tiene «el dinero por castigo». Efectivamente, si un tabaco vale digamos 20 euros, pero hay gente que pagaría gustosamente 80, pues estás perdiendo dinero y debes ajustar el precio a la oferta.
    Yo mientras siga habiendo CAO, El Viejo Continente, Vegafinas, Macanudos y Condegas… pues mira ni tan mal… Que tambien tienen que subir el precio al doble o al triple… pues dejo el mundillo este y en paz, total, esto no deja de ser un Hobbie ¿no?.
    Hala, que yo tambien me voy de vacaciones.
    Buen verano Javier!

  3. Alfonso dice:

    El tema del precio y el valor de las cosas lo podemos contemplar cotidianamente con otros artículos como el vino, champagne, whiskys etc… Quién no se ha sentido un poco decepcionado en ese botella de 3 cifras que no estaba el doble de buena que una de la mitad de precio? Lo que pasa es que en el mundo del tabaco no estamos acostumbrados a pagar esos precios (de momento)
    La única pega que le veo a este asunto del precio es lo de esas subidas del 400% en vitolas seleccionadas. Es decir no hay mejora de calidad, ni mejor packaging, ni control de calidad ni nada. Sólo hay un tío que ha puesto «los cojones encima de la mesa» y ha dicho que si queréis esto hay que pagarlo, y si, podría pagarlo pero ahora al que no le sale de lo cojones es a mi. Y si me gasto +30€ en un tabaco, teniendo Arturo Fuente en España, no va a ser ni Cohiba ni Trinidad.

    • Enrique el asturiano dice:

      Ahi Alfonso, eso que te pasa en los coj%%% me pasa a mi tambien en tales casos, incluso sarpullidos.
      Ahora bien, para mi los Arturos a mas de 30 euros en bastantes a
      casos tienen el mismo complejo de superestrella que los cigarros Habanos que quemencionas. Para mi gusto hay cigarros mucho mejores a mitad de precio. Incluso Habanos, que a fin de cuentas brega con tiempos revueltos, como el resto.

      Lo del sobreprecion o no del Whisky te lo dejo a ti, que eres un maestro.

      Saludos,

      Enrique

    • Jdh dice:

      El UBER LUXURY CIGARS lo tenían que regalar cada vez que pillas un Uber para volver a casa después de cenar con los colegas. Lo dejo como idea de marketing por si me lee algún directivo de esa firma.

  4. Juanma dice:

    Calurosas tardes,
    Por si solo no lo vale y no lo voy a pagar, es solo un sumatorio una pequeña parte a sumar, me explico….
    Por lo general estos cigarros premium o superpremium intentamos fumarlos en una gran ocasión y siempre terminamos diciendo, me ha sabido rico, pero es que ha sido la ocasión, ya sea una boda o una simple cena, la familia y/o amigos, ese aperitivo/cocktail, esa comida, menudo asado, joder como estaba el vino, ese riberita, y el postre y los digestivos, y…., y….., y……suma y sigue…. y ahora me pregunto? Y si a todo esto le quitamos el cigarro es que no lo vamos a disfrutar igual?
    Bueno, ahí lo dejo que me voy de vacaciones con mis tabaquitos no premium..
    Felices vacaciones a todos

  5. Fuica dice:

    Yo opino que calidad y precio deben ir de la mano, y en el caso de Habanos esto no es así, a mi experiencia me remito: de una petaca de 5 h. upman half coronas, los 5 malos, de dos Rafael González Márquez panatelas, los dos sin tiro, dos Romeo y Julieta coronitas en cedro, los dos sin tiro, un Fonseca cadetes igual, un h upmann majestic más de lo mismo, 2 Montecristos del 4 también. Todo esto en los últimos 2 años. Yo a eso lo llamo mala calidad. En cualquier caso, no son puros caros como podéis ver, pero si tengo que gastarme 20 o 30€ prefiero hacerlo en otra denominación con garantías de calidad antes que en un Habano.

  6. Toni M. Serra dice:

    La estupidez humana es una cualidad que abunda, y las empresas lo saben y se enriquezen con ello. Hay gente adinerada que satisfacen su necesidad de sentirse especiales consumiendo exclusividad y otros que se gastan lo que no pueden para aparentar. Todos los productos comerciales tienen marcas o lineas de productos de lujo y obviamente los cigarros tambien tenia que ser. Y en el caso de cohiba hasta los currantes podiamos comprarnos 2 robustos al año, ya habia perdido esa exclusividad que queria la marca.
    Desde mi punto de vista para disfrutar de estos cigarros superpremium se precisa de dos factores el económico y el sensorial. Si dispones de ambos disfrutalos. Si sabes saborearlos y notar esos matices que los hacen especiales probablemente harás el esfuerzo y te darás el capricho alguna vez. Y luego estan los adinerados que no saben valorar, recuerdo el dia que me encontre en un parking donde se realizo un evento medio cohiba behike original (regalados por el anfitrion) tirado en el suelo, se me partio el alma.

    En fin como yo tambien soy humano y en consecuencia estupido y con un presupuesto mensual de 50-100€ suelo comprar unos 8 o 10 puros, es probable que algun mes decida gastarme el presupuesto en dos puros de estos para probar si merecen la pena y llevarme una decepción o disfrutar de una gran fumada. De lo que estoy seguro que disfrutaré, tal Gollum con el anillo, será de tenerlos en mi humidor una buena temporada, como hago con dos Siglo I que compré antes de la subida. Cosas de humanos…

  7. Héctor dice:

    Estoy de acuerdo con algunos comentarios anteriores, y creo que Javier lo destaca en las descripciones del artículo. Por poner un ejemplo: un cigarro superpremium con hojas de 10-15-20 años de añejamiento ofrece algo cuantificable en términos de calidad, inversión en stock de tabaco, exclusividad… ¿Qué ofrece Habanos con la subida del 400% en Trinidad? Nada. Si acaso una falta cada vez mayor en sus controles de calidad. El último Cohiba Siglo IV que compré, hace ya año y medio, cuando se abrió la caja de 25 en el estanco había a simple vista 4-5 cigarros impresentables.

  8. JAVIER BLANCO URGOITI dice:

    Hola a todos, muchas gracias por la abundancia de comentarios. Normalmente, los respondo uno a uno, pero hoy no sé si me va a dar tiempo. Además, noto que en general, hay bastante acuerdo. Yo, como he dicho, pago (de vez en cuando) esas cantidades por un tabaco que es un capricho, algo que, desde luego, no me puedo permitir. También me lo exige un poco mi profesión: ¿cómo no voy a fumar el nuevo Línea de Oro de Romeo y Julieta? En general, pese a lo que se piensan muchos, casi nadie me regala puros (está prohibido por ley). Digo casi porque algún amigo, bandido apandador, me desliza género de vez en cuando… Nos vamos a una esquina oscura del parque y ahí tiene lugar la transacción… No me lo puedo permitir, pero, de vez en cuando, y estoy en la misma que vosotros: exijo la máxima calidad en todos los aspectos. Es como hay que ser: EXIGENTES. Sobre todo, cuando pagas ciertas cantidades. Gracias a todos!! Un abrazo

  9. JUAN dice:

    Tremenda y a menudo estéril discusión, esta que se plantea, de los cigarros Premium en particular y en general de todos los productos de un precio a mi modo de ver desmesurado y en algunos casos del todo inaccesibles.
    En mi caso esta cuestión no me afecta en absoluto; los cigarros que compro, siempre están en un umbral de precio concreto, y esa limitación en su coste no impide, que pueda disfrutar de tabacos de una muy alta, y contrastadísima calidad: labores de A.J.F. , Plasencia, Oliva, Perdomo, L.F.D. , EPC, Padrón, La Aurora, y un buen número de cigarros habanos, por citar sólo algunos ….
    En una ocasión propuse una cata a ciegas con unos amigos, con un cigarro que me parece extraordinario y es muy de mi agrado: se trataba del Fernando León Family Reserve Founder’s Choice, que por cierto tuvo gran aceptación y fue del gusto de todos, lo que les pareció absolutamente increíble, fue su precio de sólo 5,50 € !!!!
    De hecho como en todo, pienso que hay productos que valen mucho más de lo que cuestan, e inversamente otros que cuestan muchísimo más de lo que en realidad valen.

  10. JoseRa dice:

    Esto de los precios pasa con todo y cada uno tiene que buscar el espacio en el que se encuentra a gusto, pensando además si vamos a ser capaces de disfrutar realmente por el precio que hemos pagado. Particularmente 30€ me parece excesivo para un cigarro y no creo que me aporte mucho más que uno de 10-12 €, o yo al menos no soy capaz de apreciar y valorar ese plus. Como se ha comentado,, existiendo marcas que están dentro de mi presupuesto y me dan una buena y rica fumada, no voy a llorar por los cigarros a millón. Lo siento por mis Amigos habaneros, pero bueno hay muchas alternativas.

  11. Jordi Salvat dice:

    Buenas tardes
    Como todo en esta vida cada uno hace lo quiere o lo que puede con su dinero, otra cosa es que lo valga o no. Al final, a parte, de poder o no poder, es si te gusta o no … y si te gusta ¿ estás dispuesto a pagarlo? … pues depende cada uno.
    Como muchos artículos de consumo , como puede ser el vino, destilados etc, buscan un perfil de cliente con poder adquisitivo (pongamos medio-alto) ya que se lo puedcen permitir y solo por status algunos se gsarán lo que pidan o más.
    Sencillo y sinceramente , si ponen unosprecios y estás dispuesto a pagarlos, adelante, y los que nopodamos, pues a buscar otras cosas, ya que los fabricantes, no os procupéis, harán lo posible para que no les dejemos a la estaca.
    Buen verano o lo que queda a todo el mundo

  12. Sigfrid dice:

    Cuando uno lleva mas de cuarenta años fumando a diario dos puros, el plantearse de integrar marcas y vitolas con precios escandalosos no supone ningun problema, pues el paladar y el presupuesto para la aficion estan oportunamente concretados. Curiosamente en mi experiencia puedo detallar que cada vez que doy una oportunidad a dar entrada a vitolas «caras» en mis fumadas diarias el resultado es de frustración y sentimiento de engaño por la calidad recibida. Hay un renglon de puros sencillos, honestos y dignos que ofrecen la satisfacción de una fumada agradable y gustosa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.