Suben los precios - Burkina the revist

Suben los precios

Suben los precios porque tienen que subir. Es ley de vida o, mejor dicho, es la ley del mercado que se regula, como sabéis, por la oferta y la demanda. Podemos escandalizarnos como mi abuela cuando volvía del mercado abrumada por el precio de las alubias, pero la economía libre es así, con sus ventajas y sus inconvenientes. A mi abuela le gustaban las de Tolosa, alubia de mucha de calidad, de producción limitada, cuando no escasa, con una marca reconocida, muy prestigiosa y, por tanto, demandada.

Son lentejas… Quiero decir que son alubias… Pero son lentejas: si quieres, las comes y, si no, las dejas.

Ayer, mi amigo Reinhard Pohorec, del salón virtual de fumadores más premiado de los últimos años, Light’em Up, me invitó a participar en un debate sobre los precios del tabaco en directo por streaming. Yo no sé cuánta gente ve este show, pero mucha. Y no me extraña.

GLOBAL CIGAR PRICES – LIGHT’EM UP

Reinhard se ha convertido en una especie de pulso del sector a nivel internacional. Como podéis ver en la foto, es compañero de Cigar Journal… Por cierto, haced clic aquí abajo que os van a contar una cosa…

SUSCRÍBETE A CIGAR JOURNAL POR 17 EUROS AL AÑO EN CASTELLANO

… y es un tipo brillante que, cuando comenzó la pandemia y el confinamiento duro, en marzo de 2020, salió al paso con la idea de montar ese salón virtual de fumadores, Light’em up, en el que, cada uno desde su casa, y con un invitado, era posible disfrutar de una fumada rica, confortable y con una charla interesante. Te puedes apuntar GRATIS aquí, aunque el inglés hay que «tenerle».

LIGHT’EM UP WORLD

Desde entonces, ha acumulado unos cuantos premios internacionales, muy merecidos Cigar Trophy Awards (¡el del año pasado se lo entregué yo!). Se ha convertido en un referente mediático del panorama internacional del tabaco y ha crecido mucho. De hecho, ha aumentado la cantidad de opciones, aunque a mí se me escapa un poco este mundo, la verdad, porque soy del brutolítico inferior y mucho me temo que, sin mucho disgusto, estoy cayendo de bruces en el bache digital.

Además de todo eso, de vez en cuando busca un punto de exotismo en la opinión y me llama para participar en los debates.

SUBEN LOS PRECIOS

En su presentación, Reinhard quiso puntualizar que el debate versaba sobre los precios del tabaco en general, y no solamente sobre Habanos, pero, como podéis imaginar, fue inevitable que el centro de la conversación fuera Cohiba. La actualidad manda. Pero, antes de contaros los que compartieron debate conmigo, me gustaría lanzaros una de las conclusiones que yo saqué de la amistosa discusión que mantuvimos: fumar Cohiba no es obligatorio.

Éramos una patrulla completa: Aaron Sigmond, escritor americano centrado, sobre todo, en el mundo del lujo; Carl Hjelmborn, un joven sueco que escribe una web muy interesante sobre tabaco, Stogielads (CLIC); Jorge Tapies, venezolano residente en Hong Kong, compañero en Cigar Journal; George Brightman, que ha hecho de todo en el mundo del tabaco y es colaborador de Cigar Aficionado; y José Blanco, por supuesto, el profesor, director internacional de ventas de Arturo Fuente y uno de los nombres de mayor prestigio del sector internacional del tabaco.

De todas estas mentes brillantes (más la mía), conocedores, sin duda, de la realidad de la industria del tabaco desde diferentes ópticas, yo extraje las siguientes

CONCLUSIONES:

– Fumar no es obligatorio. Pagar un precio alto por un tabaco, tampoco.
– El precio del tabaco lo determinan los costes de producción, el prestigio de marca y el equilibrio entre la demanda y la oferta.
– La coyuntura económica mundial post-pandemia ha disparado los costes de producción. Desde el fertilizante hasta la madera de las cajas, pasando por combustibles, logística, tabaco en rama, coste laboral…
– La demanda mundial de cigarros premium se ha casi duplicado desde 2020. Estados Unidos se acerca a un consumo de 500 millones de tabacos al año. La oferta no puede elevarse drásticamente, si no es en detrimento de la calidad. Cuando hay más demanda que oferta…
– Hacer crecer la oferta sin control es pan para hoy y hambre para mañana: el prestigio de marca es esencial en el mundo del tabaco.
– El tabaco premium de alta regalía, en gran medida, es un artículo de consumo que pertenece al mundo del lujo.
– Por suerte, hay tabacos que están al alcance de casi todos los bolsillos, pero todos los fumadores aceptamos la existencia de cigarros de precios inalcanzables y, en cierto modo, los deseamos.
– A ese mundo-lujo pertenecen marcas… Perdonadme, pero fueron las tres que se mencionaron… Como Cohiba, Davidoff y Arturo Fuente.
– Ese segmento del mundo del tabaco es «aspiracional» y está compuesto por una legión de fumadores en cuya decisión de compra tiene una gran incidencia, además del gusto por el buen tabaco, lo que pueda decir la anilla de ellos.
– Hubo quien llamó a esto «stupid people, stupid money» (Gente estúpida, dinero estúpido). Yo no estoy de acuerdo. Y, puestos a valorarlo, prefiero la frase de Oscar Wilde: «La gente conoce el precio de todo, pero el valor de nada«.
– El mundo del tabaco premium, aparte de poético, romántico, pasional, familiar y guitarrista, es un negocio. De él vivimos muchos, incluido yo, que pago mi hipoteca con mi trabajo de periodista especializado en tabaco, así que cuanta más «stupid people with stupid money», mejor.
– Que no saben ni lo que compran… Pues, a lo mejor sí o a lo mejor no. Pero el tabaco vale lo que la gente esté dispuesta a pagar por él. Ni más, ni menos.
– El ruido mediático que ha provocado la creación de ese segmento de súper lujo, con Cohiba, Trinidad, Montecristo Línea 1935 y Romeo y Julieta Línea de Oro, ha dado sombra a una realidad: los precios del tabaco están subiendo en todo el mundo, y no sólo Habanos.

HABANOS PARA RATO

– La subida de precios de este segmento de lujo de Habanos supone una buena oportunidad para otras marcas, siempre que hagan bien las cosas, y, por desgracia, para falsificadores y contrabandistas.

Por cierto, el otro día os di dos claves infalibles para distinguir un Cohiba falso de uno auténtico:

ES FALSO Y LO SABES

En esa entrada buscaba a la persona capaz de creerse que esta caja de Cohiba es auténtica para venderle mi Ferrari Testarrosa por 10.000 euros. Un chollo. Razón aquí.

Un Cohiba Siglo VI va a pasar a costar unos 80’00 euros a partir de ya mismo…

De hecho, el Comisionado para el Mercado de Tabacos tiene hasta el 4 de junio para publicar los nuevos precios. Ese es el día límite. Podría ser antes, el 28 de mayo, pero rara vez después. Ocasionalmente, al Comisionado se le ha pasado el plazo de publicación de precios, pero no suele pasar.

… no es el final de los Habanos, ni mucho menos, y la pregunta que debemos formularnos, para no hacernos demasiadas trampas en el solitario (si quieres, la contestas en los comentarios) es si teniendo la oportunidad y el dinero, y tal vez diciendo aquello de «un día es un día», «que me quiten lo bailao», «salga el sol por Antequera» o, incluso, el mucho más apropiado «más se perdió en Cuba», estás dispuesto a pagar ese dinero por un tabaco.

Porque hay mucha gente que sí. Esa pasta y más. Y, si no estás dispuesto, hay otras opciones, muy ricas, en el mercado. ¡Para eso, para conocerlas, entras a leer Burkina The Revist!

8 comentarios de “Suben los precios

  1. Alfonso dice:

    Me gusto la frase de cierto conocido que decía que el era un acaparador (creo que sabes de quién hablamos) y en el fondo todos tenemos algo de eso. Pasa con tus CAOs favoritos, que se acaban y intentas comprar lo que buena puedas, creo que con Cohiba y Trinidad pasa lo mismo, serán tabacos que lo que no tengas ya en tu humidor, no vas a volver a poder comprar en la vida, porque para los curritos de a pie, ciertas vitolas van a ser ya como si se hubieran descatalogado. En fin como dice la canción: unos vienen y otros se van.

  2. Enrique el asturiano dice:

    Yo soy muy de esa frase: “Que me quiten lo bailao”, pero si para el baile me van a cobrar por la entrada cuatro veces más de lo que me costaba ayer, pese a tocar la misma banda de música y sin añadir más farolillos, con la excusa de que ahora tenemos mucho público chino, pues sinceramente ese baile sería con la más fea y pisándome los callos, por no decir los huevos.

    Claro que seguiré comprando habanos, bastantes menos y aquellos con los que no sienta que es una tomadura de pelo su compra (aplicable a otros cigarros o producto del mercado), que el mercado libre para eso va en las dos direcciones: libertad a la hora de poner precio y libertad para no dar un euro a quien te llama tonto a la cara.

    Un abrazo!

  3. Yo dice:

    Por motivos de trabajo y por amistades viajo 3 veces al año a mi queridísima Cuba. Se que que muchos que lean esto me van a echar pestes pero me da igual. Acabo de llegar de Cuba hace 2 días con otros dos amigos que no fuman. 6 mazos de pirámides sin vitola por 90€ total 150 cigarros de tabaco cubano tripa larga de un buen contacto que trabaja en una fábrica, si señores, la gente se roba el tabaco para hacer sus chanchullos con los extranjeros o “yumas” como nos denominan ellos para poder sobrevivir. Cuba se muere de hambre señores!!! No financio más al señor Canel.
    Por cierto los Cohiba me la sudan, y cuando me he fumado alguno le quito la vitola porque no hay cosa que me parezca más hortera y rancia que un tipo fumándose un Cohiba en una terraza.

    • JAVIER BLANCO URGOITI dice:

      Estimado «yo», en Burkina The Revist hay libertad total de expresión y se respetan todas las opiniones, aunque no se compartan. De buen rollo, y con la mejor intención, te digo que yo no comparto la tuya. Para mí un tipo fumándose un Cohiba (auténtico) sentado en una terraza es una persona afortunada y que sabe disfrutar de la vida. Atribuirle a la anilla de Cohiba adjetivos propios de las personas, no del tabaco, me parece un ejercicio de metonimia muy desafortunado. Habrá quien se fume un Cohiba (como yo cuando puedo) y no resulte ni hortera ni rancio y habrá mucha gente que será hortera y rancia aunque ni siquiera fume. Lo que sí me parece que es una actitud pretenciosa y un poco chusca es fumarse en una terraza un Cohiba falso, a sabiendas de que es falso, pretendiendo hacerlo pasar por auténtico. Ahí sí vamos a estar de acuerdo, pero, de nuevo, no por el tabaco, sino por la actitud.

      Por lo demás, me alegro mucho de que sepas cómo conseguir tabaco cubano a buen precio, siempre que no quieras hacerme creer que esos puros son Cohiba. Por tu forma de expresarte, entiendo que son tabacos sin anillar, porque si no, tu comentario sería contradictorio y, por tanto, no son falsificaciones. Pero tú, que conoces bien el país, supongo que sabes que a la mayoría de la gente que compra tabacos en Cuba fuera del circuito oficial, les timan, por lo que es una práctica poco recomendable.

      Espero que mi contestación no te ofenda, porque no es mi intención, pero si opinas (y tu opinión es siempre bienvenida, aunque es mejor firmada), tengo que contestar que no estoy de acuerdo. Si algún día coincidimos en algún evento, me encantaría probar una de esas pirámides… Siempre que vengan sin anilla.

      Un abrazo

      Javier

  4. Dmos dice:

    Yo soy mas bien novato y mas en el campo de los habanos, algunos he probado, pero no logro desentrañar los complejos sabores ni le saco los matices ni me compensa pagar el precio… No estoy queriendo decir que no disfrute con un habano, que si lo hago, pero disfruto igual con un nicaraguense. Está claro que la demanda sube, la oferta es la que es, y que es un producto de lujo. De todas formas, entre la subida de precios de los habanos, la que nos prepara el gobierno (Subida del 120% al tabaco) y las consiguientes prohibiciones como fumar en terrazas, playas, estadios, plazas de toros, cerca de centros escolares o recreativos… pues cada día voy perdiendo un poco mas la chispa con la que comencé, de hecho cada vez entro menos aquí, parece que me voy haciendo a la idea que esto va a llegar el punto de ser inasumible tanto económicamente como socialmente.

    • JAVIER BLANCO URGOITI dice:

      Pues no, pues no… Tú tienes que seguir entrando aquí! Y comentando! Aunque dejes de fumar!!!!! Pero, bueno, Diego. Los fumadores llevamos aguantando prohibiciones desde el año 1500 y persecuciones injustas y no han acabado con nosotros. Ni lo han hecho ni lo conseguirán. El agua siempre fluye. No te desanimes. UN abrazo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.